ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 1 de marzo de 2016

¿Las tortugas limpiarán el polvo?

Opinión: 
Curiosa pregunta la mía, ¿de quién será?

En fin, es que he decidido ponerle un título al post digno de Óscar o de libro del tío ese de los 5 metros dentro del suelo o lo que sea.

Ya, es bastante abstracto mi título pero si me viérais la cara íbais a saber lo que es abstracto.

Todavía no he dicho de a qué vine hoy.
Por supuesto que no, lo estoy pensando todavía y eso de pensar en mí es como el Big Bang ese, hace boom y ya, en mi idioma se dice, "yatá".

Pues sí, tenía que contaros algo.
Y LO HARÉ.

Nunca, nunca, nunca, os echéis el peso de vuestra casa encima, yo lo hice y no vuelvo, VIVA LOS PUENTES desde ahora.

Que ¿a qué viene esto?
Yo os lo explico, no os aceleréis que yo pienso lento pero escribo rápido.

Resulta que llevar una casa es un rollo.
No, no me estoy refiriendo a conducir una caravana, me refiero al hogar, home, dulce hogar y todo eso, la casa donde vives, etc.

Yo he intentado hacerlo, os lo puedo asegurar, de verdad pero he dimitido, no por falta de ganas, sino por la falta de espacio y bueno, de las tiendas de muebles.
Son caras y lo sabéis.

Desde muy pequeño yo siempre abría la nevera, cogía algo, la cerraba.
Y así sucesivamente, día a día, rato a rato.
SIEMPRE ESTABAN AHÍ LAS COSAS PARA SER COGIDAS.

Pues ahora resulta que voy, me hago cargo de la casa y bueno, un día abrí la nevera y sí, había cosas pero a menudo que pasaron los días la nevera se iba quedando vacía hasta que solo hubo telarañas.

Yo, muy preocupado por ello, y aprovechando que la nevera estaba en garantía, llamé al técnico.
Me pidió muy amablemente que le explicase el problema y me colgó.
Ahora estoy reclamando a la OCU.

Otra de las malas, malas, malas cosas que tiene hacerse cargo de una casa es el polvo.
No, quitarlo es fácil.
Llamo al vendedor de muebles, se lleva el viejo y me trae uno nuevo pero es que a los pocos días vuelve a estar lleno de polvo.
El vendedor de muebles ha puesto una tienda pegada a mi casa, para que yo no tenga que esperar mucho y todo eso.

Lo peor, peor de todo es que el suelo se mancha muy a menudo.
Yo no sé cómo se quita eso así que he decidido esconderlo, bajo otro suelo.
El caso es que ya me doy con la cabeza en el techo y ando todo el día con el cuello torcido.
Mi vecina me dijo un día que existen unas cosas llamadas fregonas, compré una pero es que el palo es muy largo y me da en el techo, lo bueno es que me estoy quedando sin telarañas.

Y lo mejor de todo, cada vez ahorro más en muebles.

Al ser más pequeños.


Bueno, os dejo que voy a ver si encuentro neveras de las de antes, llenas de comida que nunca se termina.

También ahorraré en eso porque será una mini nevera.

Si al final hacerse cargo de una casa va a resultar hasta ahorrativo y todo.

Os dejo en paz.
Publicar un comentario