ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

sábado, 20 de febrero de 2016

Terry Pratchett lo vio muy claro en todos sus libros pero sobre todo, en uno.

Opinión: 
Ya, con este título pensaréis: "Ya está el pesado este con su admirado Terry Pratchett".

ERROR.

Eso de ya es poco, no estoy con Terry Pratchett en este momento solamente, lo estoy siempre.
Y no, este post no va de este genial escritor desaparecido hace poco pero que dejó un gran legado con su saga de Mundodisco y más cositas poco serias.

No, no principalmente va a ir de Terry pero sí que él es el causante de este post.

Que, ¿por qué?

Por mi memoria transhumante.
En uno de esos retazos que suele tener dicha memoria mía, recordé una frase de un libro de Terry Pratchett titulado "El país del fin del mundo", y bueno, en él ironiza sobre dioses, Australia, dichos y costumbres, etc, lo típico, en eso no difiere de nada ese libro de los demás pero sí la frase.

Y vamos de vuelta con los politicastros.

Y viene más o menos sobre mi pensamiento de que "todo el mundo es culpable hasta que demuestre lo contrario" o, creo que era un refrán pero no me lo sé así que lo resumo a mi bola y es más o menos que "donde haya dinero público y políticos por medio, el que no robe nada que tire la primera piedra a los que sí", yo creo que con este último al final resultaría que no habría ningún político con chichones ni nada pero no porque no hubiera políticos que no robasen... Vosotros ya deduciréis por qué es.


Que vale, que os enrollo y me liáis como siempre.

Desde mi más potente acceso biliar de hoy os diré qué frase me ha hecho venir a poneros este post.

Resulta que estaba el malísimo mago (malísimo no por malvado sino porque es el mago con menos magia del Universo) Rincewind por ahí perdido como de costumbre y en uno de sus encuentros con los lugareños de cierto lugar, más o menos salió a colación sobre el motivo de cómo elegían a sus políticos o dirigentes, o tal vez por qué no había ninguno disponible en ese momento y el lugareño le dijo que tenían uno recién elegido pero que estaba en la cárcel encerrado.

Rincewind se extrañó de eso, que para qué los elegían y los metían en la cárcel al momento de serlo.

La contestación, más o menos:

"Nosotros primero los metemos en la cárcel para luego no andar perdiendo el tiempo".

Y nada, es una pijada pero que sí, cuánto dinero habría en las arcas del estado si esa norma se hubiera aplicado siempre... O aunque fuese medianamente...


Nada más que eso era amigos y amigas.

Feliz sábado.
Publicar un comentario