ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 14 de febrero de 2016

San Valentín o ¿San Valentón?

Opinión: 
Buenos días ya o buenas madrugadas, o lo que sea ahora mismo que ya es el día 14 de febrero.

Se supone que hoy es el día de San Valentín, el día de los enamoriscaos.

Pues vale, y yo voy y me lo creo, JA.

Hoy es domingo, lluvioso, ventoso, febrero, 14 y ya.

No sé quién es o era ese santo, ni siquiera sé si fue santo de enchufe o por méritos propios por oposición.

Pero me da igual, yo a veces son también un santo, de palo.

Un día, paseaba yo por un lugar bastante remoto y escuchaba música de la que solo a mí me gusta (y a mucha gente más porque soy un copión).
El caso es que yo iba renegando como siempre de la gente, parejitas sobre todo y pensando "vaya bobos", seguro que se casan y ya están haciendo planes para cuando se divorcien, se divorciarán y se volverán a juntar o casar y al final qué pasa, que el amor está donde uno quiere y no donde el San Valentín ese puede.

Que sí, que está muy bien estar ahí espatarrao comiendo doritos y viendo Puente Viejo esperando que San Valentín le tire una flecha a una rubia maciza con más tetas que cerebro.
Vas "aviao" come doritos, lo más seguro es que con esa actitud sea el San Valentín de turno el que te levante la rubia y tú te quedes como siempre, con 3 palmos de narices.

Pero nada, que al siguiente año te pasará igual, incluso seguirá habiendo Puente Viejo.
Tú sigue así amiguete.

Yo también era así, incluso intenté secuestrar a la abuela de San Valentín para chantajearle y así conseguir que le disparase una flecha aunque sea a alguna que pasase por la calle.
Está claro que la abuela de San Valen me arreó de ostias hasta que se cansó y encima intentó clavarme una flecha a mí, menos mal que si hay algo que se me da bien es huir y esquivar y no siempre por ese orden.

En fin, no hace tanto que dejé de creer en San Valentín porque ahora sé que si algo quieres, algo debes hacer por ello y que la mejor flecha es la que tú mismo disparas sin que te ayude un ser tan egoísta como ese santo, que solo trabaja si la gente compra costosas joyas, grandísimos ramos de flores o carísimos cruceros.
Lo que pasa es que esas cosas casi siempre es para las amantes, para las otras pues, qué remedio, se tendrán que conformar con alguna colonia o una fregona, es lo que hay.

Yo como nada tengo, nada doy.
Por no tener, no tengo qué regalarte a ti Tamara, lo siento.
Pero yo te lanzo la flecha de mantenimiento y que lo nuestro dure lo que tenga que durar, es decir, hasta que te hartes de mí.

Y así va la cosa, un poco abstracta pero es que ya sabéis, tengo el arco tensado apuntando a Tamara en este momento y no me voy a parar mucho en relatos ni historias para no dormir.

Yo solo os aviso, San Valentín no existe.
Lo único que funciona es hacer de San Valentón y tirarse al ruedo cuando algo se quiere para que no se escape.

Saludetesss, que me dan las 12 y no termino esto.


Publicar un comentario