ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 28 de mayo de 2015

Tengo menos votos en mi blog que Edurne en Errorvisión.

Opinión: 
Bueno, la cosa no va de votos, claro que no.
Votar es pecado y más en cosas de blogs. ¿Para qué?

A veces me paro a pensar (1 segundo) y me doy cuenta de las cosas (pero equivocadamente), esta vez hice un estudio "concienzudo" (1 día o 3) sobre la genial estadística de las visitas a este, vuestro, mi y solo mi blog.

Y nada, la cosa es como yo pensaba (durante 1 segundo todo se ve claramente) y claro, os estaréis preguntando que qué fue lo que pensé y se comprobó científicamente durante mi impás de reflexión y pensamiento a lo Bonzo.

Pues muy fácil, vosotros seguid pensando y creo que llegaréis a la misma conclusión que yo, solo que al revés porque vosotros pensáis correctamente.

El que piense como yo pues tiene 100 años de perdón y Dios siempre le ayuda porque madruga.

Tengamos en cuenta una cosa (que no viene a cuento con esto, ni con nada), ¿por qué no progreso en el Gym?

Resuelta esta duda iremos a por la siguente.

Bueno, tampoco es duda, es algo evidente, como todo lo que investigo.

Si los preplayas se apuntan ahora al Gym, que ya es tarde porque los efectos del gimnasio se empiezan a notar tras varios meses, años de duro esfuerzo, ¿para qué van a ir este año a la playa si ahora van a lucir igual de gordos que hace medio mes? No tengo nada en contra de los cuerpo escombro (yo soy cuerpo desguace y me silbo cada vez que me miro al espejo y porque no tengo tomates, que si no, también me los tiraría), es más, ahora está de moda ser cuerpo escombro porque todo lo que viene de fuera y nos trae cuenta, lo adaptamos a lo nuestro y se acabó la tontería.
Me refiero a la moda del barrifuerte, o fofisano (técnica Vudú que se aplica a los que pasan de quitarse la barriga cervecera y, si les aprietas un poco, se quitan unos centímetros de cintura y apañaos), espero que las chicas no se pongan a esa moda porque, ¿cómo las llamaríamos? ¿barriguitas? No sé, esa moda huele que atufa, sobre todo porque viene de donde viene y los modelos para ella son los que son, actores que descuidaron su dieta, sus hábitos y todo eso (como yo pero sin lo de actor).

Y claro, yo no iba a hablar de esto hoy, ni siquiera sobre las elecciones y lo que ha sucedido en España estos últimos días, la gente se merece lo que tiene y ya está, si no sale bien la cosa, pues dentro de 4 años a votar a otros y creeremos que dimos con la solución a todos los males (como ahora), cuando lo único que sucederá es que nada cambiará.
No sé si sabréis que quien verdaderamente maneja los hilos de estas cosas ni siquiera ha pisado España, ni la pisará y si nos tiene que castigar por no hacer lo que mandan esas "esferas", pues nos mandarán con Grecia a recoger piedras y cagarrutas de cabras, así de claro es, fue y será siempre.

Que no sigo por este camino porque lo que venía a contaros al principio era otra cosa.
Venía a contaros mi minucioso estudio científico sobre mi blog y las consecuencias que trae rebuznar tanto como yo.

Venga, os lo desvelaré, aunque no se lo digáis a nadie porque esto es oro en paño.

ME HE DADO CUENTA QUE SI NO POSTEO ENTRA MÁS GENTE AL BLOG, por lo que me doy la razón a mí mismo y a mi vagueza.
Seré consecuente y haré de mi capa un sayo (no la Mohedano).

No postearé tan a menudo y me estaré tranquilito una temporada (1 día, 2 ó 3, tal vez menos, tal vez más).

Como también soy consciente de que pienso siempre al revés,  llevaré la contraria a mis pensamientos y haré lo contrario.

Ahora os fastidiaré la alegría subliminal que os dio al pensar que dejaría de incordiaros con mis post,
NO SOÑÉIS, seguiré poniendo a prueba vuestra paciencia.

Viva Edurne, Viva el Sevilla.


Publicar un comentario en la entrada