ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

sábado, 25 de abril de 2015

La primavera a mí me altera. ¿A quién alteraré en invierno?

Opinión: 
Con este genial título y no con otro más, se presenta mi mágico post de hoy.

Se trata de un magistral trabajo hecho por la mente inhumana mía, basado en la desgana primaveral (o esa puede ser la excusa porque llevo así desde los años 40).

Resulta que, tras un arduo resumen sobre mis ganas o no ganas, las no ganas ganan a las ganas, viva la ganabuznancia y, como soy cabezón, me negaré a ese resultado y le voy a echar de eso mismo para martirizaros hoy, día crucial para el Real Madrid y el F.C. Barcelona (como si no hubiese más equipos y todos tengan sus días cruciales) pero no hablaremos sobre ellos, bastante tienen con sus acólitos forofos.

A lo que íbamos antes de que me distrajese con una pelirroja de un anuncio de la tv, que la primavera es muy traicionera, sale el sol, se quita, 40º, llueve, hace aire. Y luego dicen que es febrero el mes loco, vaya tela.

Luego está mi dolor de cuello.
NO es del gym, en el gym solo se me puede lesionar la lengua de lo mucho que hablo.
Qué va, me duele el cuello de tanto estirarlo y torcerlo para mirar a las chicas que van por la calle.
Pero la culpa siempre es SUYA.
Yo voy tan tranquilo y se me cruza una, dos, o las que sean. El caso es que siempre se me cruzan ellas, yo voy por mi camino to recto hacia mi destino.
Ni las miro, agua que no has de beber, déjala correr.
PERO, siempre hay peros y más con las chicas, una vez que han pasado, me envuelve un perfume embriagador, o varios diferentes, que hace que mis feromonas (yo no sabía que tenía de eso pero lo he visto anunciado también en la tv), decía que mis feromonas reaccionen de esta forma:

PINCHA AQUÍ PARA VER CÓMO REACCIONAN.

Dicho esto, comprenderéis que yo odie la primavera porque no solamente son los perfumes embriagadores, es que las chicas tienen más calor (aunque algunas tienen calor todo el año pero eso es otra historia) y se ponen (mejor dicho, se quitan centímetros de ropa) sus vestimentas típicas para cazar a cualquier heterosexual que ande por ahí perdido como yo, y a veces, hasta a los no heterosexuales ya que el gran impacto visual y ambiental de las mozas en primavera es similar a lo que sintieron los monjes de un recóndito convento alemán cuando vieron actuar por primera vez la imprenta de Guttemberg.




Y luego, claro, viene lo que viene. Que te entra la astenia primaveral, aunque a mí lo que me entra es la abstinencia crónica de todo el año por lo que estoy echando de nuevo mi currículum en los conventos para hacerme monjo de clausura y si no, me voy a Shaolín y me hago monje, ah no, que eso es del Tíbet o algo. Pues ahí mismo.

Lo que pasa es que, ahora que lo pienso, la carne es débil y sería mejor ir con calzoncillos de acero como iban los caballeros a la guerra por lo que se me ocurre una cosa, ¿a qué temerían más los caballeros medievales? ¿a las espadas o a los que llevasen mal la abstinencia crónica y, tras largos días ahí durmiendo todos juntos en las trincheras, o donde fuese, cualquiera les volvía el culo.
SÍ, mejor con armadura, qué remedio.

Y claro, cuando se acercase uno con malas intenciones por la retaguardia, harían este impresionante grito de guerra.




Lo malo es que fallasen las defensas de retaguardia y el "enemigo" les pillase por el back orifice, más bien Backdoor y les metiese un troyano, tampoco es que fuese malo, a algunos les gustaría y opinasen lo siguiente.




No pasa nada, que yo quería contaros que no tengo ganas de contar nada por culpa de la primavera pero mis genes trollísticos me han llevado a esto, vosotros me perdonaréis.

LO HECHO, HECHO ESTÁ.


Publicar un comentario en la entrada