ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 2 de abril de 2014

Solución al adivina el lugar de la semana pasada. Chichén Itzá.

Opinión: 
Bueno, fuísteis muy sagaces.
Aciertos de pleno en la encuesta de la semana pasada.
Realmente se trataba de Chichén Itzá.



Una maravilla de la mano del hombre, sí señor.
Es otro tipo de construcción digamos "piramidal", con variantes de sus colegas egipcias.


El sitio arqueológico de Chichén Itzá es el mejor conservado e impresionante de la antigua civilización Maya. Los habitantes construyeron varios edificios durante los periodos Preclásico y clásico los cuales son superiores a edificios similares de otros lugares. La gran ciudad maya de Chichén Itzá, tuvo sus años de auge hacia fines del periodo Clásico y principios del Posclásico (800-1100 d. C.). Fue el centro político, religioso y militar maya más importante del norte de Yucatán.
Se ubica en una amplia llanura a la mitad del camino entre Mérida y Cancún al norte de la península de Yucatán, en el municipio de Tinúm; es una de las zonas arqueológicas más grande y rica en monumentos de la República Mexicana. Desde 1988 es Patrimonio de la Humanidad



Chichén Itzá fue la ciudad más importante de la cultura maya durante el periodo Clásico terminal y Postclásico temprano, aproximadamente entre el año 900 al 1300 de nuestra era. Fue, durante el Clásico temprano, la capital de una amplia región y cuando se erigieron edificios estilo Puuc. Con el arribo de los itzáes, al final de este periodo, se creó un nuevo estilo que mezclaba las tradiciones mayas con las aportaciones de los recién llegados. Éste sería el segundo y mayor apogeo del sitio que concluyó con la llegada de los príncipes del Mayapán, entre 1185 y 1204 d.C.

Asentada tierra adentro, con un núcleo monumental de cinco kilómetros cuadrados y una extensión amplísima de viviendas y lugares de importancia secundaria, actualmente ha sido excavada en un 20%. El nombre de la ciudad significa “la boca o entrada al pozo de los itzáes”, haciendo referencia a los pozos o cenotes que abastecían de agua al lugar y que, con toda probabilidad, condicionaron su emplazamiento.

El Cenote sagrado, ubicado al fondo de un sacbé (camino maya estucado), era el punto en que los sacerdotes y el pueblo maya acudían en peregrinación para arrojar ofrendas al dios Chaac, señor de las lluvias, generalmente objetos valiosos, y donde también había sacrificios humanos. Dragado a principios del siglo XX por iniciativa de un cónsul americano de dudosa memoria, Edward Herbert Thompson, se extrajeron de su fondo multitud de objetos de jade, oro, cerámica y hueso que han servido para documentar la sociedad maya.


Publicar un comentario en la entrada