ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 6 de marzo de 2014

Relatos cortos. Mi primera vez

Opinión: 
Pues sí, como estoy viendo que hay mucho morbo con respecto a mi persona (lo cual no comprendo), creo que va siendo hora de sincerarme con vosotras, mis fans (seguro que es para hacerme gruñir y lo que no sabéis es que os gruño de verdad).

En fin, en primer lugar, el de la foto no soy yo, es mi envoltura y esa foto es de cuando era un poco persona, ya estoy por encima de eso, soy animal completo y estoy más gordo, claro está.
Bueno, mi envoltura está gorda, mi esencia sigue igual que siempre, es decir, como Dios, creéis que existo pero es leyenda urbana.

A lo que iba y esto es por culpa vuestra, tal vez Blogger banee este blog por lo que os voy a contar, ya sabéis que cuando un blog tiene contenido +18 tiene que avisarlo antes de acceder a él pero me arriesgaré.

Como todos sabemos soy virgen, a pesar de haber tenido MI PRIMERA VEZ pero en mi mente sigo tan virginal como el hielo de la Antártida.

Venga, empecemos, que me enrollo.

Con lágrimas en los hogos recuerdo MI PRIMERA VEZ. Una PRIMERA VEZ que luego convertí en mi profesión.

La verdad es que no fue una experiencia muy grata, es más, fue muy ingrata y casi me voy a medias de la faena, huyendo como alma que se lleva el diablo.


Pero aguanté como pude, era MI PRIMERA VEZ. Tenía que estar presente.
Ya sé que eso es lo malo, estar presente cuando se hace eso pero no lo podía hacer otro por mí.
Tenía que ser yo, aunque fuese tan vago, era mi misión. MI PRIMERA VEZ.

Y sí, somos todos mayores y es lo que pensáis, es cosa de meter y sacar, claro está. Así son todas las PRIMERAS VECES y las últimas.

Prosigo:
La ocasión era propicia, un bonito día de sol y en el campo, el día ideal de primavera que todos queremos para nuestra PRIMERA VEZ.
Y lo tuve pero claro, uno va sin ganas siempre. Me refiero a mí, lo mismo vosotros no, eso ya es cada uno.
Pero yo sí, sin ganas iba hacia MI PRIMERA VEZ y de hecho, fui. Como ya os he dicho, no podía delegar en otro mi misión. Era única e intransferible.

La chica estaba ahí ya, esperando.
Yo estaba muy nervioso, era MI PRIMERA VEZ, ella no sé, tal vez hubiese visto a otros usar el instrumento pero es que yo, NUNCA LO HABÍA USADO.

Encima soy muy tímido, pensé por un momento que sería mejor que ella se fuese y me dejase a mí solo pasar por MI PRIMERA VEZ como fuese.

Pero no, tampoco fui capaz de decirle a la chica tal barbaridad, tenía que estar ahí para MI PRIMERA VEZ, ella formaba parte del asunto.

Cuando ella vio mi instrumento, el mundo se me cayó encima al notar su expresión....

¿Dónde vas con eso?-me dijo.

Tierra, trágame-pensé yo.

-Con esa herramienta no vas a ir a ningún lado-me sonrió ella pícaramente, el suelo tembló bajo mis pies debido a mi nerviosismo.-Espera, yo tengo una mejor.

Dicho esto, la chica sacó como por arte de magia, un pedazo herramienta que yo casi me desmayo.
Era imposible que esa chica tuviese una herramienta y menos como esa.

-Ahora me podrás trabajar a gusto-dijo la chica.

-Venga, ponte manos a la obra, que no voy a esperar aquí todo el día. Al final se me quitan las ganas de HACERLO.-dijo ella de nuevo.

Y bueno, pasado mi susto y que yo no sabía prácticamente usar esa herramienta tan potente y nueva, me puse en faena.

Tras muchos dolores de espalda, sangre, muchos callos y verguenza ajena, acabé la faena y la chica no pareció del todo insatisfecha, al revés. Me sonrió, yo creo que con pena, mucha pena.

-Ven que te cure, era TU PRIMERA VEZ, ¿verdad?

-Sssii, jamás lo había hecho antes.

-Pues te portaste como un campeón, a pesar de tus heridas.

Y bueno, me llevó a su casa a curarme las heridas.

Después tuve otras veces pero no fueron tan sangrantes como la primera y con el tiempo fui adquiriendo más práctica pero a la chica nunca más la volví a ver y ya siempre lo hice junto con hombres.

Pero bueno, MI PRIMERA VEZ siempre estará en mi mente.
Os pongo foto de ella.


Y de la herramienta usada para el acto.


En verdad que MI PRIMERA VEZ como "joyero" fue todo un caos, no sé las vuestras, si lo habéis intentado pero yo os recomendaría que no y menos en casa.

Si queréis hacer algún "joyo" llamad a profesionales, a gente que ha sangrado haciéndolos en su PRIMERA VEZ.

Una cosa, no me llaméis a mí, me duele todo de pensar en la mía.

Un saludo y bueno, tal vez continuará....
Publicar un comentario