ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 20 de marzo de 2014

Relatos cortos. Duelo al sol

Opinión: 
Cuando dos pistoleros se enfrentan las palabras sobran en el lejano Oeste.
Eso estaba sucediendo ahora y más porque los dos pistoleros eran mudos, lo malo es que también eran sordos y la costumbre era dar una palmada para que desenfundasen.
No siempre ganaba el más rápido sino el más certero.
Los dos eran muy certeros como pistoleros, muchas muescas en sus pistolas daban fe de ello. Ríos y ríos de sangre habían corrido gracias a sus disparos.

Como no podían escuchar la palmada se convino en que cuando vieran chocar las manos al darla, desenfundasen y suerte al mejor.

Hay que decir también que uno de ellos era muy bizco y sus ojos miraban aleatoriamente, era una especie de camaleón humano, de ojos retráctiles y giratorios.

Eso le salvó la vida ( de momento, por lo menos de parte del otro pistolero)

Resulta que la ciudad llevaba unos días con una plaga de mosquitos tan grandes como puños y eran muy molestos, aunque no picaban, menos mal.

Resulta que en esos momentos, iba uno volando muy cerca de un hombre de muy avanzada edad y él, como sabía que su palmada no la oirían los pistoleros, mató al mosquito así.

Pero no contaba con el bizco, el bizco tenía controlada toda la periferia y más allá, al ver dar la palmada al anciano, desenfundó y mató a su enemigo, su última mirada con vida era de gran perplejidad.

El bizco levantó las manos al cielo en señal de triunfo pero... Para los demás vecinos de la ciudad él hizo trampa ya que el que tenía que dar la palmada no se había movido.

Le duró poco la alegría y la vida al bizco, fue ahorcado inmediatamente.

R.I.P.

Publicar un comentario en la entrada