ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 25 de diciembre de 2013

25 diciembre del 2013

Opinión: 
Continuamos con las aventuras y desventuras de Don Danilo de la Mancha y Aniceto su fiel escudero.

Don Danilo planeaba conquistar tierras y Aniceto sería el General de su ejército.

Pero Aniceto lo único que quería era ver ya el dinero que le tenía retenido por sus servicios Don Danilo y no veía el momento para eso.

-¿Y si conquisto las tierras para mí mismo? -preguntó Aniceto.
-Entraríamos en guerra, recuerda que yo las vi antes.
-Pero si hemos llegado juntos, es decir, yo llegué porque usted iba a cuestas.
-No importa, yo soy el caballero y el que lleva la espada, me debes servidumbre, eres mi escudero.
-Un escudero que no cobra, querrá decir.
-¿Sin dinero quieres iniciar una guerra contra mí? ¿Qué clase de gente eres? Por eso siempre pensé en no darle dinero a los inferiores, luego se creen con alguna clase de poder.
-A veces los inferiores quieren ese dinero para comer y la única manera es enfrentarse a los ricos y poderosos como usted.
-Anda, déjate de tonterías. Tú no podría llevar un reino, necesitas de una mano que te guíe, es decir, solo vales para escudero y da las gracias a que te quise nombrar general en jefe.
-No, si encima tendré que pagarle por eso.
-Ni lo dudes, ser General en jefe tiene un impuesto que ya estimaré la cantidad cuando vea oportuno.
-¿Más impuestos? -gimió Aniceto.
-Y más que habrá, por cada hijo que tengas, pagarás una cuota.
-Pues no me caso ni tengo hijos.
-Los solteros pagarán impuestos por no engrandecer el reino, llenándolo de sirvientes.
-Pero, ¿se cobrará algo en este supuesto reino? Porque no veo más que impuestos.
-Claro, algo -dijo vagamente el caballero, frotándose la barba.
Publicar un comentario