ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 15 de diciembre de 2013

15 diciembre del 2013

Opinión: 
Estamos ya a mediados del mes de diciembre, nos queda la mitad y un poco más para terminar el año y bueno, ha sido un mal año para casi todos, menos para los ricos y poderosos.

También está siendo una mala época para Don Danilo y Aniceto.

Si bien las migas picaban bastante de lo ácidas que estaban, comieron bien el par de dos y a la mañana siguiente siguieron su camino incierto, como siempre eran sus caminos, donde los pies les llevasen, o más bien, donde los pies de Aniceto llevasen a ambos ya que solía ser él el que llevase a cuestas a su señor y caballero Don Danilo de la Mancha.


Eso de seguir su camino es un poco aventurado, casi nunca iban hacia donde querían, tampoco ahora.
Rebuscando en los alrededores de la casa de campo, encontraron un artilugio peculiar.

-¿Qué demonios será esto? ¿Alguna creación diabólica de una bruja? -preguntó Don Danilo, siempre tan drástico.
-No sé si será diabólico o no, mi señor pero creo que nos vendrá bien para viajar.
-Si no es una escoba -dijo Danilo e intentó levantar el artilugio-. Pesa mucho, esto no puede volar.
-No, volar no pero se puede mover si no me equivoco.
-¿Cómo?, no tiene alas ni patas.
-Está usted bastante anticuado, mi señor. Déjeme a mí, que yo tengo mucho mundo.
-¿Mundo tú?, si cuando te encontré no salías de tu casa, todo el día viendo los anuncios de la televisión, ese otro invento de las brujas.
-Pues de algo me sirvió, mi señor Don Danilo, ahí vi una cosa de estas y creo que se ponía en marcha de esta forma -Y tiró de una especie de cuerda.

El aparato hizo glo, glo, glo y el caballero sonrió, meneando la cabeza.

-Tú de otras cosas no sabrás, pero de estas, tampoco. Deja el artilugio diabólico y móntame a cuestas, tenemos prisa.
-La tendrá usted.
-Te escuché, que lo sepas.

Aniceto volvió a probar pero esta vez, moviendo unas palanquitas al mismo tiempo.

El aparato hizo primero glo, glo, glo pero luego el ritmo fue más frenético y Don Danilo se tiró al suelo, lleno de miedo cuando el cacharro empezó a retemblar.
Publicar un comentario