ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 5 de noviembre de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 108

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 108


Ricardo le quiso decir algo pero Mateo le paró.
¾    No, Ricardo. Ya sé por dónde se sale, si he estado aquí muchas veces. ¿Lo olvidaste? —rió, como debía de reír. Su tiempo en esta historia había acabado pero había más historias que empezar, muchas más.
Miró a Silvia. Ella lo miró como sin saber qué decir, qué pensar.
¾    Un placer señorita. Me gustaría que disfrutase todo lo que pueda de esta vida, son cuatro días y la mayoría malos. Un placer Jorge. Pasadlo bien.
Dicho esto, se dirigió hacia la puerta.
Marta miraba con expresión triunfal, había ganado la partida.
Fulgencio miraba decepcionado, creía a Mateo más fuerte, más hombre para ganarse a su hija. Sí, él lo sabía todo, no era tonto y no se le escapaba un detalle casi nunca.
Ricardo y Catalina se agarraron de las manos, tristes.  Sabían que Mateo estaba muriendo por dentro.

¾    Bueno, ahora todo está bien, no hay nadie de sobras en esta fiesta —dijo Marta con gran alegría. Ella también sabía qué pasaba entre Mateo y Silvia y haría lo que pudiese para evitar esa pareja. Por eso había invitado a Jorge, sabía que Silvia estaba enamorada de él cuando era jovencita y tal vez surgiese algo para evitar el asunto con Mateo. Había triunfado. Mateo había perdido.
Publicar un comentario