ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 3 de noviembre de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 107

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 107

Hizo las presentaciones a su hermano y a Catalina y se dirigió hacia Silvia, ignorando a Mateo, olímpicamente.

¾    Madre mía. La dejé hecha una pastorcilla y me encuentro a una princesa. Encantado de volverte a ver Silvia.
A Silvia le costó hablar.
¾    Encantada Jorge, me alegro de volver a verte.
Y vaya si se alegraba, como que no tenía más ojos que para él. Su antiguo amor de adolescente, su ídolo, su amor platónico que triunfaba con todas las chicas mayores y que a ella la ignoraba.
Ahora la miraba con admiración y se denotaba también algo parecido al deseo.
Mateo también vio eso. También vio la expresión de Silvia. Supo qué hacer. Lo supo bien.
Su tiempo en este capítulo de la vida de Silvia había llegado a su fin.

Estuvo bien mientras estuvo pero era construir castillos en el aire y ahora había visto la luz. Todo se había puesto en su sitio y a él en su lugar.
¾    Señores, señoras, señorita... Ha sido un placer haber echado un rato con vosotros pero mis deberes me llaman. Tengo que ir a hacer unas cosas que no pueden esperar.
Se dirigió a Ricardo y Catalina, que estaban paralizados.
¾    Gracias por estos buenos momentos y sois unos verdaderos amigos.
Publicar un comentario