ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 1 de noviembre de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 106

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 106

Estamos llegando al final del libro y, para terminarlo este mes y no dejaros colgados a medias, iré poniendo los trocitos restantes cada dos días.

¾    Voy yo, si eso-dijo Marta, al ver que nadie se movía a abrir la puerta.
Salió rápidamente hacia el pasillo que daba a la puerta principal mientras Ricardo se acercaba a Mateo.

¾    Ahora es tu oportunidad de hablar con Silvia, no lo dejes pasar.
¾    A eso me disponía ahora.
¾    ¿Y a qué esperas? —preguntó Ricardo, sin comprender.
¾    Bueno, me acabas de parar.
¾    Ah, comprendo. Perdona.
Sonaban gritos de alegría en la puerta y luego ya por el pasillo.
Marta apareció con un joven muy bien parecido.
¾    Mirad quién está aquí. Jorge. ¿Te acuerdas de él Fulgencio?
¾    Sí, pero era más bajo antes.

Jorge sonrió.
¾    En realidad medía poco menos ¿eh? Que me fui con 17 años de aquí. Encantado Fulgencio.
¾    Me tomé el atrevimiento de invitar a Jorge a la fiesta —dijo Marta triunfalmente—. Sabía que os gustaría la sorpresa —ahora decía esto mirando a Silvia y a Mateo, como para demostrar lo bien que sabía mover sus hilos.
Silvia estaba muda, callada, anhelante.
Publicar un comentario