ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 21 de noviembre de 2013

Animales en acción. Caracoles y caracolas

Opinión: 
Caracoles y caracolas.


Hablemos primero de los caracoles de tierra.

Si miras sus movimientos observarás que adquieren formas extrañas. Por ejemplo en lugar de moverse en línea recta, completan patrones circulares. Es este tipo de comportamiento que les ha dado un estereotipo de animales no muy inteligentes. No se sabe realmente por qué lo hacen.

Los caracoles tienen órganos reproductivos tanto de machos como de hembras, lo que les clasifica como hermafroditas. Sin embargo, el mito de que los caracoles pueden crear descendientes por su propia cuenta es falso, deben aparearse y luego, ambos tendrán la capacidad de poner huevos.

Los caracoles no ven muy bien, y tienen que confiar en su buen sentido del olfato para ayudarles a encontrar a sus presas. Tampoco son capaces de escuchar.

Son animales nocturnos, lo que significa que la mayoría de sus movimientos se producen por la noche.

Los caracoles son moluscos de cuerpo alargado que poseen una cabeza bien diferenciada con cuatro tentáculos, dos de los cuales están provistos de ojos.

Tienen una lengua rasposa que utilizan para raer la superficie de las hojas tiernas y los tallos que constituyen su alimento preferido, pudiendo llegar a ser una verdadera plaga para las cosechas.
Disponen de una concha en forma de espiral que generamente se enrolla en sentido contrario a las agujas del reloj y en cuyo interior se refugian para protegerse.

Este caparazón crece al mismo tiempo que lo hace el caracol, de forma que, al crecer, va añadiendo cámaras a la concha, siendo cada cámara más grande que la anterior.


Otras especies de caracoles son las babosas, que nos son más que caracoles sin concha y las caracolas de mar que se diferencian, entre otras cosas, de los caracoles terrestres en que los caracoles terrestres respiran a través de pulmones y los marinos lo hacen a través de branquias.


Y a eso vamos ahora, a ver a nuestras queridas caracolas.

Los caracoles marinos son el grupo más diverso y más abundante en especies del Phylum Mollusca formado por animales tan distintos como los cefalopodos o los bivalbos: ostiones, almejas, quitones, abulones, calamares, pulpos, etc, porque constituyen más del 50 por ciento de las 100 mil especies de moluscos existentes.
Los Prosobranquios son una subclase la clase Gastropoda del Phylum Mollusca, la cual está constituida por unas 55.000 especies de caracoles que habitan en ambientes marinos, dulceacuícola y una muy pequeña proporción han colonizado el medio terrestre, aunque la mayoría son marinos. Habitan en los mares desde hace 600 millones de años, y todos ellos tienen una concha que suele ser muy resistente y les da la denominación común de caracola.

También se denomina caracola a la concha de los caracoles marinos, sobre todo a las de tamaño medio perteneciente a varias especies.
La concha de las caracolas está formada por una pieza asimétrica enrollada en espiral cuya abertura quedará hacia la derecha o hacia la izquierda si se observa la concha con el ápice hacia arriba y la abertura hacia el observador. La mayoría de las especies de moluscos gasterópodos tienen una concha que se abre hacia la derecha, (Dextrogiro) mientras que en el resto de especies se abre hacia la izquierda (levogiro). Se trata de un carácter específico; aunque dentro de una misma especie, pueden nacer individuos con este carácter dispuesto al contrario, constituyendo rarezas.


Y no os pongo fotos de los parientes nudistas, las babosas porque estas especies pierden mucho cuando se quitan la "ropa".
Publicar un comentario