ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Adivina el lugar y solución a la semana pasada. La estatua de la libertad

Opinión: 
La estatua de la libertad.



Con una altura de 93 metros y un peso de 225 toneladas, la Estatua de la Libertad domina el puerto de Nueva York, este es uno de los símbolos más reconocidos de Norte América. Fue concebida por el escultor francés Frederic Auguste Bartholdi y su estructura interna fue construida por el ingeniero Gustave Eiffel, su construcción fue terminada en Francia en julio de 1884. 

Pero hay una posible historia antes de la historia de esta estatua...
Dejemos volar la imaginancia.
Más de 30 años antes de que Bartholdi viera construida su Estatua de la Libertad, el zaragozano Ponciano Ponzano ya había esculpido una obra que presenta enormes similitudes con el posterior diseño del francés.

Todo se remonta a 1853, cuando Ponzano, autor también de los famosos leones del Congreso de los Diputados, recibió el encargo de esculpir una estatua para coronar el panteón de los políticos liberales Agustín Argüelles, Juan Álvarez Mendizábal y José Calatrava.

La estatua, que en palabras del artista “será gallarda, joven, ligeramente vestida, cubrirá su cabeza con un gorro frigio, despidiendo rayos de luz que saldrán de entre su bulliciosa cabellera”, fue esculpida en un bloque de mármol de Carrara. Mide aproximadamente dos metros de altura y fue terminada en 1855. Hoy puede verse en el Panteón de Hombres Ilustres de Madrid.

¿Qué os parece? Si es que nosotros lo inventamos todo y luego nos lo copian... :)

El escultor Bartholdi patentó todos los derechos económicos mientras Ponzano moría en absoluta pobreza.

Pero, ¿cómo llegó la estatua ideada en Francia a poder estar en Estados Unidos?

De Laboulaye, un gran admirador de los Estados Unidos, observó que el centenario del país, que se celebraría en 1876, se acercaba, y pensó que sería una buena idea para Francia el hacer un regalo a la jóven nación para conmemorar tal evento. ¿Pero qué tipo de regalo? se preguntó Laboulaye. Bartholdi vió una inmejorable ocasión de llevarse la conversación a su terreno y propuso una estatua gigantesca de alguna clase. 

Se llegó a un acuerdo, Francia sufragaba los gastos de la estatua y Estados Unidos, los del pedestal en el que iría montada.

La estatua fue dividida en 350 trozos y en 4 meses estuvo montada.

Y desde entonces y hasta ahora ahí la tenemos, iluminando "la libertad".

Ahora toca adivinar el siguiente lugar...


De nuevo os lo he puesto muy muy fácil, me debéis varias cervezas ya.
Publicar un comentario