ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 6 de octubre de 2013

Hablemos de... Diego García de Paredes. El Sansón extremeño.

Opinión: 
Venga, hoy es domingo y os quiero hablar de un gran héroe que no sale en las películas.

Se trata del "Sansón extremeño", don Diego García de Paredes.



Salía de su ciudad, con la aurora el cielo despertando, el hijodalgo Diego García de Paredes, caballero en un cuartago tordo de gran alzada y anchos pechos, canturreando la copla:

Porque me parto lejos

llora mi amor;

ya reirá cuando vuelva,

si lo quiere Dios.

Recordaba uno de sus galanteos nocturnos, más célebre y narrado de boca en boca porque "arrancó la reja que le molestaba mientras cortejaba a una dama", "la prenda de su alma a quien no vería sino en sueños al llegar el alba, y Dios sabe si nunca ya con los ojos".

Tan valiente como rudo, tan fuerte como noble, Diego García de Paredes mas conocido como "el Sansón de Extremadura" fue de los mejores, si no el mejor soldado de la historia. Un hombre que no temía a la muerte y cuyo genio fruto de un gran carácter, era temido allá donde iba.

Era un hombre que no pasaba inadvertido, de imponente apariencia física muy corpulento y con una potencia física sin igual. En combate era un buen hombre al que tener alado pero el peor que se podía tener enfrente, su manera de combatir es conocida por apariencia de que el buen Diego alcanzaba un estado cercano a la enajenación.

Siempre defendió a su corona y trató de defenderla de todos sus enemigos, nada le podía molestar más que una ofensa a su patria. En ocasiones indomable supo llena su apellido de gloria y honor algo muy apreciado en la época y sobre todo era un hombre que no dejaba indiferente a nadie.

Nacido en Trujillo (Extremadura) en 1468, desde pequeño Diego García de Paredes comienza a interesarse por el mundo de las armas, como inspiración su padre al que todo el día ve entrenando. Como todo hijo Diego comienza a querer imitarle aprendiendo a manejar la espada prácticamente desde que tiene uso de razón. Durante su infancia comienza a despuntar y se decía que nadie de su edad era capaz de ganarle en un duelo. Además de las armas también aprendió a leer y escribir cosa muy rara en la época pues en la edad media el índice de alfabetización era realmente bajo fuera de la corte y los monasterios.

Su etapa en el ejército papal terminaría tras ganas un lance con un capitán italiano de los Borgia Césare el Romano, al cual decapitó. Este tenia influencias en las altas esferas lo que supuso la destitución de Diego García de Paredes y su encarcelamiento

Tras fugarse, el Sansón de Extremadura pasa por un pequeño periodo de servir para señores contrarios a los Borgia para acabar por volver a servir al ejército español. Su primera gran gesta ocurrió en Grecia, donde a las ordenes del Gran Capitán lucha en el Asedio de Cefalonia.

En este, Diego se ve preso por una especie de garfios que utilizaban los otomanos para atraer a los soldados a su muralla para ahí matarlos.

Diego consiguió zafarse del artilugio cayendo este en la muralla pero libre. Ahí comenzó una matanza, refuerzos y mas refuerzos se abalanzaban sobre el pero nada podía contenerle, Diego estaba desatado y mas y mas musulmanes probaban la hoja de su espada.

Tras tres días (esto aparece en todas las crónicas reales) de lucha fue apresado cuando el hambre y la sed extenuaron al extremeño. Los turcos respetaron su vida ante la valía de la acción.
Publicar un comentario