ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 4 de octubre de 2013

Coches para recordar. Citröen DS 21.

Opinión: 
Hola amigos y amigas, amigas y amigos.

Hoy iniciamos una nueva sección en este blog, espero que os guste.
Será una sección dedicada a los coches que hicieron época en nuestras vidas. Unos por una cosa y otros por otra, no sé, algo de eso trataremos.

Si hay un coche que me ha fascinado o, digamos, gustado de los coches digamos clásicos modernos, ese ha sido, sin duda, el Citröen DS 21, conocido también por "tiburón".

¿Que por qué?

Para gustos, colores.
Si alguna vez puedo, tendré uno.
Se me ocurre uno que sale últimamente mucho.
El coche de "El mentalista", jejeje, no os creáis que me gusta por la serie, ya me gustaba cuando era bien joven y se veían como lo más novedoso del momento.

Pero no nos enrollemos más.

Os pongo datos del insignia de tal vehículo. El DS Pallas.

Citroën DS21 Pallas (1966 / 1975)
MOTOR
 4 cilindros en línea - 2,2 Litros - Atmosférico
POTENCIA /PAR MOTOR
 125 Cv a 5250 rpm / ND
DISPOSICIÓN / TRACCION
 Delantero Longitudinal / Delantera
PRESTACIONES
 Velocidad max: 187 Km/h / aceleración 0 a 100: 11,5 seg.


La marca invirtió 18 años en el desarrollo de este coche, por lo que sus inicios nos remiten a 1937. El Citroen DS aparecía en el Salón del Automóvil de París el 5 de octubre de 1955 para sustituir al ya vetusto, aunque histórico, Traction Avant.

Su aparición en escena causó un gran impacto entre los que allí estaban, que formalizaron 743 pedidos del DS en tan solo 15 minutos, y unos 12.000 pedidos en el primer día. Finalizada la feria se contaban 80.000 pedidos, lo que correspondía a 2 años de producción.

Pero el DS nació con mala estrella, pues la rapidez por lanzarlo trajo problemas de fugas del sistema hidráulico que demoraron la entrega de las primeras unidades siendo estas 69 unidades al terminar el año.

Conocido como el “Tiburón” en muchos lugares por las formas afiladas y fluidas de su carrocería, recibió en Francia el sobrenombre de “la Diosa” por la pronunciación de las siglas de su nombre, Deese, de igual sonoridad que esa palabra en francés, “Déesse”. Pero no es ese el significado de su nombre, pues la D era la denominación interna para coche de gran difusión, y la S viene de culata “Special”, pues se rediseñó una culata nueva para acoplar al motor que equiparía.

La caja de cambios del DS era de 4 velocidades y el cambio de velocidad estaba controlado por el sistema hidráulico. Estaba situada por delante del motor entre este y el diferencial, y hasta 1970 fue la única opción, pues ese año se incorporaban a la gama una manual de 5 velocidades y una automática de 3.

La gran revolución del DS venía en forma de suspensión hidroneumática, un sistema que ya se había incorporado en el eje trasero de los últimos Citroen Traction Avant 15Cv-H, pero el DS daba un paso más e incorporaba esta suspensión a los dos ejes.

Su efectividad era tal que Citroen preparó una demostración, y en un circuito de pruebas convocó a la prensa, le quitó una rueda trasera al coche, sentó a 2 periodistas en las plazas traseras y recorrió 2 vueltas sin que el buje tocara jamás el suelo. Más tarde un concesionario de la marca hizo lo propio pero recorriendo la distancia de París a Le Havre con 3 ruedas a una media de 80 Km/h.

Con el DS Citroen se lanzó al mercado estadounidense, en el que su publicidad rezaba “Se necesita una persona especial para conducir un coche especial”, en referencia a lo avanzado tanto de sus formas, extravagantes y radicales, como de su tecnología, que incorporaba avances que el resto de coches empezarían a incorporar incluso dos décadas después. Pero los compradores americanos fueron reacios al DS, cuyo precio era similar al de un Cadillac, mucho más acorde con las exigencias de los usuarios, por lo que se vendieron unas 38.000 unidades en total.

La producción del DS cesó en 1975 tras 20 años de producción y casi 1'5 millones de vehículos de la serie D vendidos dejando un coche que pasaría a la historia como el más bello de la historia según la revista Classic & Sports Car, elegido como tal por un jurado formado por 20 diseñadores de renombre del mundo del automóvil.

Para saber más, visita  http://autosportplus.es/node/3100
Publicar un comentario