ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 31 de octubre de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 105

Opinión: 
Encrucijada 105

Marta se sentía rara con respecto a Fulgencio, le veía raro y bueno, siguió su impulso y se dejó llevar.
¾    Venga compañero, todo arreglado, tu suerte parece ir viento en popa, no desperdicies el tiempo —dijo Jaime y se dirigió a la puerta.
Mateo miró a Silvia y esta bajó la mirada.
¿Debía ir? Sería la primera vez que los viesen juntos y aunque fuese para una conversación sin más, Marta no estaría muy por la labor.
El timbre sonó de nuevo, rompiendo el rato de encanto y de pensamientos desbocados de Mateo y tal vez de Silvia.
Mateo porque pensaba en la oportunidad que tenía ahora de estar un rato con ella y poder hablar por primera vez en público y así tal vez, se empezarían a acostumbrar a verlos juntos.
Tal vez fuese una bobada pero le hacía ilusión ese detalle, para otros sin importancia, de vital para ellos dos.

Silvia, por su parte, sopesaba los momentos pasados con Jaime, con su alegría y locura de juventud, sin darse cuenta, se había empezado a dar cuenta de que esa era su vida, ella era joven y tenía que vivir, hacer locuras, fallar, fallar, hasta acertar con su destino final, fuese el que fuese.
Publicar un comentario