ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 10 de septiembre de 2013

Historia de... El perfume

Opinión: 
El perfume

La palabra “perfume” o “perfumes” deriva del latín “per” y “fumare”, que significa producir humo, haciendo referencia a las sustancias aromáticas que desprendía un humo al ser quemado, usado para aromatizar. Actualmente, la palabra “perfume” se refiere al líquido aromático que usa una mujer o un hombre, para desprender olores agradables.

Casi con toda seguridad que el perfume nació en estrecha relación con la religión, empleado como purificante del alma y también como ofrenda a los dioses. El incienso, que se lleva utilizando desde hace 5.000 años, se empleaba en las ceremonias religiosas y, al igual que hoy en día, se despedía a los muertos con flores. En la mayoría de los casos era el sacerdote el encargado de mezclar los aromas en las proporciones adecuadas. Prueba de su uso en rituales lo tenemos en los relieves egipcios y en la artesanía griega y romana. Desde la India se importaban hacia Egipto, Grecia y Roma grandes cantidades de sustancias aromáticas que eran muy valoradas, como las especias y el sándalo.

El arte de la elaboración de perfumes nació en Egipto, desarrollado posteriormente por los árabes y los romanos. Dentro de Europa, todo comenzó durante el Renacimiento, especialmente en Francia, a mediados del siglo XIV. Ya que se cultivaron flores para elaborar los perfumes. Por lo tanto, pasa a ser el imperio de los perfumes. Con el tiempo, se instalaron los primeros minúsculos laboratorios de perfumistas en los que se dedicaban a elaborar y vender sus propios preparados aromáticos. No obstante, los preparados aromáticos eran exclusivamente para sus clientes, dependiendo de sus gustos y peticiones.

Con el tiempo se fue extendiendo el consumo de aguas de olor, concretamente, las cortes de los reyes de Francia, Luis XIV y Luis XV, fueron grandes consumidores de esencias. La historia dice que se veían un poco obligados para ocultar la falta de higiene y los malos olores de la época. Durante la revolución francesa se estancó el mercado de la perfumería. Sin embargo, la guillotina en esos tiempos hizo rodar las cabezas perfumadas de la nobleza, dando nombre a un nuevo aroma llamado “Guillotine”.

Naturalmente, con la llamada al trono de Napoleón comenzó una expansión para los perfumes hasta la actualidad.
Publicar un comentario