ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 29 de septiembre de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 73

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 73

-        No, nada más lejos de eso. Se rumorea que una chica te la hizo sentar y que por eso has cambiado tu ritmo de vida     —soltó Fulgencio, echando un trago.

Ricardo y Mateo respingaron. Vaya pareja hacían Marta y Fulgencio. Y eso que parecía siempre en sus mundos, despistado, le observaron.
De joven, Fulgencio despuntó mucho y muy rápido, todos decían que era muy inteligente. Que llegaría muy lejos, le quisieron contratar en Silicón Valley pero, como Marta no quería alejarse de su tierra, ni siquiera se lo comentó. Declinó la oferta y se quedó como funcionario en el Ayuntamiento.
Ahí pareció acabarse su brillante carrera, del trabajo a casa, de casa a las partidas de dominó, del dominó a casa.
Ahora vieron que aún quedaba algo del Fulgencio inteligente y Mateo pensó que tal vez lo estaba sondeando.
Ricardo quiso echar una mano a su amigo.
-        No me habías contado nada de eso, Mateo. ¿Es cierto?
-        Uhmmm —dijo Fulgencio—. Que Ricardo se haga el loco significa que algo hay.

-        ¿Yo? Si no tengo ni idea —se hizo el loco Ricardo, como pillado en su mentira.
Publicar un comentario