ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 13 de agosto de 2013

Hyperloop o cómo viajar más rápido que un avión convencional.

Opinión: 
Bueno amigos y amigas, que tengo mucho calor, estamos a 38º por aquí y subiendo.
Se me ha ocurrido hablaros de la novedad novedosa del momento, con respecto a viajar.
Se trata del tren relámpago Hyperloop.
Que qué es el Hyperloop, pues no os lo digo.

De momento.

Primero os comentaré que puede que se acabe con la tontería esa de los pasajeros de aplaudir cuando aterriza el avión.
O de saludar a los tripulantes como si se tratase del barco de Vacaciones en el mar.
Que digo todo esto porque, a ver qué leches hacen aplaudiendo o felicitando a alguien que hace y cumple su trabajo (cobrando 50 veces más que algunos)
Que vale, que llevan un avión y es una cosa de muchos estudios, mucho dinero gastado en sacarse el título y tal pero, es que esa gente no creo que venga de familia modesta ni pobre. Si son capaces de gastarse yo qué sé cuánto dinero cuesta un título o los títulos que hagan falta para ser piloto, es porque tienen eso y más. Aparte de la suficiente infraestructura familiar que los apoya, ya sea porque pertenecen a la casta o por amiguismos.

Que me da igual y me da lo mismo. Que salude quien quiera a los pilotos y tripulantes del avión, también a las azafatas, que no te han dado ni una mísera aceituna en todo el viaje y que te ignoran como si fueses una hormiga. Ah no, algunas te sonríen, pero sin verte. Gajes del oficio.

Terminado mi punto de trolleo hacia la aviónica y todo eso. Solo estaba trolleando un poco ya que mi tema principal es el Hyperloop.

El señor Elon Musk, de nombre incierto y galgo corredor, ha creado nada más y nada menos, que un engendro que está entre un avión Concorde (por su velocidad) y una mesa de Hockey sobre aire. (por su flotabilidad y suavidad).

Bien, diréis. ¿Qué nos quieres contar con esto?

Pues eso, que el señor este, tiene en sus manos el posible avance que hará que las personas que tienen miedo a volar, vuelen pero en tren.
Un tren sin raíles, cierto es y también, un tren flotante.
Sí, flotante unos centímetros.
¿Rápido?
Sí, mucho. Más de 1000 km/h.
Es decir, que yo podría estar en Barcelona en menos de una hora, echar un par de fotos a la estatua de Colón y para la hora de la cerveza, colgarlas en el Facebook desde mi casa.

Vosotros haríais lo que quisierais, por supuesto.
Era un ejemplo a groso modo, no me miréis así.
La idea de Musk está todavía en teoría y os puedo decir sobre él, que es multimillonario y está inmerso en Tesla motors y en Space X.
El cacharro no tendrá ventanillas, ¿para qué?, si a 1000 km/h casi a ras de suelo, no se verá nada más que un borrón.
Seguramente, el tren tendrá tramos bajo tierra pero también muchos sobre una plataforma tipo puente que hará que salve las imperfecciones del terreno para que esté lo más a nivel posible.

El funcionamiento, pues muy fácil.

El tren estará dentro de un tubo de acero presurizado y este tubo se llenará de aire comprimido mediante un compresor interno.
La fuerza para moverse la darán unos electroimanes, con su magnetismo y la energía que hará que todo esto funcione, será la energía solar, ya que, este mismo aparato tendrá sus propias placas solares para funcionar.
El coste, mucho menor que los tradicionales trenes que conocemos.

Pero claro, con la tontería de que nos llevará a 1000 km/h de distancia y tal, los precios serán mucho mayores que los del AVE, por poner un ejemplo.
Esto será un nuevo robo para nuestros bolsillos porque a ver quién entiende que un sistema mucho más barato que los otros para fabricarse y construirse, resulte para nuestros bolsillos, mucho más caro.

Ya me está cayendo mal el dichoso tren este y seguiré viajando en burra.


Publicar un comentario