ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 30 de agosto de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 43

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 43


-        ¿La casa que alquilaba?
-        Sí, esa. Decidió que lo mejor era dedicarla al bien del pueblo e hizo eso.
-        Y mi hermano tan callado —suspiró Marta, ahora aliviada porque su hija no iba a irse o por lo menos, no a la casa que alquilaba Mateo.
-        Si yo ni siquiera sabía que alquilaba su casa y menos aún, que la cedió —dijo mirando a Catalina.
-        Creí que te lo contó el otro día.
-        No, no me contó nada de eso.
-        Pues, de algo gordo estabais hablando, estabais serios y hablasteis mucho tiempo. Eso me huele a problemas, viniendo de ese. Si cedió la casa, algo quiere.
Nada, que Marta no se achicaba con respecto a Mateo.
-        Y tú, guaja, a ver que yo me entere. ¿Por qué te quieres ir de casa? Total, cuando te vayas a trabajar y vuelvas los fines de semanas o vacaciones, aquí tendrás siempre tu casa. ¿Para qué alquilar otra?

Silvia no sabía qué decir.
Publicar un comentario