ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 14 de agosto de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 27

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 27

-        Tonto lo estoy ya y bueno, también te lo debo.
-        Ainsss, te domé demasiado, ¿dónde queda ese Mateo golfo y juerguista?
-        Dentro de mí y lo más lejos de ti. Como debe ser.
-        Pues venga, Mateo juerguista y no juerguista. A la cama los dos.
-        ¿Tú y yo? —bromeó él.
-        Bueno, seremos tres entonces pero cada uno en su cama     —rió ella.
-        Ya. Me acostaré con el juerguista, qué remedio...
-        Anda que no te acostaste veces con él, si ya estás acostumbrado —siguió la broma ella.
-        Sí, de todo se cansa uno.
-        Eso no me gusta mucho, lo mismo te cansas de mí.
-        Tal vez, o tú de mí, aunque espero que si pasa, sea lo más tarde posible, cuando muramos o más tarde aún.
-        Trato hecho. Cierro esto, ve a dormir y no pienses, lo que sea será.
-        Dulces sueños Silvia, cierro yo también.
Cerraron los dos.
Cada uno en su cama soñó con bonitas historias de amor antes de dormirse y cuando lo hicieron, se les quedó una sonrisa feliz en la cara.

Sonrisa que descubrió Marta, la madre de Silvia, por la mañana cuando entró en la habitación de su hija para comentarle que Ricardo la había llamado para decirle que esa tarde iba a pasar un rato con ellos.
Publicar un comentario