ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 7 de julio de 2013

Funcionamiento de... La aspiradora

Opinión: 

La aspiradora.

Durante siglos, la gente había empleado escobas y cepillos para limpiar la suciedad del suelo, y también plumeros para desempolvar muebles, libros y demás objetos de las casas. También, en una gran proporción, habían ignorado esa suciedad y vivían en lo que hoy nos parecería auténtica inmundicia. Los sistemas de limpieza que se empleaban llevaban mucho tiempo, requerían un esfuerzo físico considerable.


¿Sabías que las primeras aspiradoras eran manuales? ¿Y que se llegaban a montar fiestas al utilizarla? ¿Que una de las primeras aspiradoras se hizo famosa en la Inglaterra victoriana por acabar con una epidemia? ¿O que en los años 50 se comercializó una aspiradora sin ruedas, tipo aerodeslizador?

La aspiradora es un aparato constituido esencialmente por un contenedor rígido dentro del cual un motor eléctrico acciona un ventilador, y aspira el aire situado cerca de la boquilla, y con éste también el polvo.


El ventilador de la aspiradora actúa como una bomba aspirante, que reclama el aire exterior para compensar el vacío neumático provocado por la rápida rotación de sus paletas. Y sucede que por la fuerza de la aspiración, junto al aire, la boquilla arrastra también el polvo y la suciedad próxima, que después se recoge en un recipiente en forma de bolsa. Entre ésta y el ventilador se halla interpuesto un filtro que evita el paso de eventuales cuerpos sólidos.


 Los aspiradores ecológicos llevan varios filtros, como el del agua (que es el principal porque retiene toda la suciedad), el filtro HEPA y una esponja que está en contacto con el agua para recoger todo aquello que ésta no haya recogido (pelusas, pelos, etc.).

Publicar un comentario