ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 28 de julio de 2013

Funcionamiento de... El lavavajillas

Opinión: 
El lavavajillas.


Un lavavajillas es un aparato mecánico para limpiar los restos de la comida de la vajilla, cristalería y utensilios de cocina. Se encuentra en restaurantes y también en domicilios.

Los lavavajillas utilizan la circulación de agua a una alta temperatura (55-65 grados Celsius) y detergentes muy fuertes (la mayoría, demasiado alcalinos para exponerlos a la piel) para conseguir este efecto de limpieza. El lavavajillas es, por lo tanto, un aparato que proyecta agua sobre la vajilla, ya sea agua con detergente, al principio, o pura al final para aclarar. Muchos tienen también elementos de calor para secar los utensilios después de lavados.


El lavavajillas cuenta con una o más bandejas extraíbles en las que se coloca la vajilla. Fabricadas en plástico o metal, suelen estar diseñadas para introducir el mayor número de elementos: los platos apoyados en soportes verticales, los vasos en una cubeta, etc. También cuentan con un filtro que retiene los restos más gruesos y debe ser limpiado periódicamente. En los modelos más nuevos, se sustituye éste filtro por una trituradora, a través de la cual se hace pasar el agua, de manera que sean eliminados los restos de comida sin necesidad de tener que limpiar un filtro.

La mayoría de las lavavajillas poseen un programa de pre lavado que enjuaga la vajilla sin detergente. Primero, la máquina carga agua fría, aproximadamente un 30% de lo que utiliza para el lavado, así este programa utiliza poca agua. El agua fría es calentada por la máquina a temperaturas tan altas que las manos no podrían soportarlo, pero así logra un mayor poder higiénico durante el lavado. El ciclo de pre lavado ayuda a eliminar malos olores y a hacer más fácil el lavado si la vajilla está muy sucia.

Luego del pre lavado, la gaveta del detergente se abre para que éste se mezcle con el agua y comience el ciclo central de lavado. El agua con detergente es distribuída por la hélice y los regadores internos por toda la máquina, asegurando que toda la vajilla reciba detergente.

Luego viene el enjuague, dependiendo el modelo, puede tener un ciclo o varios.
Dependiendo del modelo de la máquina, el secado se produce con el calor residual del lavado o activando el ciclo de secado especial para hacerlo en menos tiempo.
Publicar un comentario