ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

lunes, 1 de julio de 2013

Copa Confederaciones 2013. España no pudo con Brasil.

Opinión: 




Pues no, no pudo ser.
En esta Copa de Confederaciones 2013, ya no podremos tener nuestra ansiado título, el que nos falta como selección.

Como "pequeña excusa", podremos alegar que tampoco nadie ha vencido a Brasil en competición oficial, en su tierra. Más o menos, eso dice la historia del fútbol.

España fue a hacer gala de su Copa del Mundial de Fútbol, ganada merecidamente, en teoría.
Digo en teoría porque tuvimos muy mal empiece y muchos altibajos que prácticamente nos pudieron dejar fuera. Pero ganamos el Mundial.

Luego nos trajimos para casa la Eurocopa. No jugamos muy mal del todo pero también tuvimos algunas pequeñas fases en las que pudimos estar fuera y dependimos de penalties frente a Portugal, por ejemplo.

En ambos casos, la suerte y, ¿por qué no?, el buen hacer de nuestra selección, nos llevó a la victoria.
Tenemos una buena selección, formada por jugadores, sobre todo del F.C. Barcelona, que es la envidia de medio mundo.
Hasta que dejan de serlo, claro está.

En esta Copa de Confederaciones, yo creo que hemos llegado cansados o sin ganas. Es lo que creo yo.
Nos tocó el grupo más fácil, el que no nos enfrentaba contra Italia, ni contra Brasil, ni contra los japoneses, que corrían que se las pelaban, esos nos hubieran ganado, no me cabe la menor duda.
Qué va, nos tocaron (sin menospreciar y menos viendo cómo jugamos nosotros), Uruguay, Nigeria y Tahití.

Uruguay era el único que nos preocupaba. Pero ganamos el partido.
Ganamos 2-1.
Sí, pero...
El pero, tocamos el balón cientos de miles de veces, sin materializar ocasiones y sin hacer nada más que marear a la gente y a la pelota.
Al final del segundo tiempo estábamos con un cómodo 2-0, nos tiran una falta y Luís Suárez, que no había rascado ni bola, nos mete el miedo en el cuerpo al meter un golazo de crack.
Pues terminamos pidiendo prácticamente el final del partido, todos "acongojados" por si al final, después de tanto toquecito y marear la perdiz, nos empataban e incluso, nos ganaban.

Bien, ganamos a Uruguay, después a por Tahití, ese pedazo de selección hecha a base de chavales que estudian, que están en paro, que demás hacían con correr por todo el campo.

Les metimos un saco de goles sí, pero, el primer gol no lo metimos hasta el minuto 30 y pico, si no me equivoco del primer tiempo, seguíamos mareando la perdiz y sin un delantero que tuviese lo que hay que tener para perforar una portería guardada por un tan débil portero que este mismo se metía los goles solo contra Nigeria.

Ganamos, sí. Y por goleada. Pero...

Luego vino Nigeria.
Empezamos bien, toquecitos y alguna ocasión pero... A los 5-10 minutos, estábamos muertos en el campo y los nigeriamos corrían como gamos. Nos pudieron machacar de lo lindo. Nos borraron del campo prácticamente y no se veía solución.

Vale, pero ganamos y fuimos metiendo goles. A mí no me sirve, con un poco de acierto de los otros, nos meten un par de goles y estamos a las mismas, sufriendo.

Perfecto, semifinales contra Italia.

Ya, habíamos ganado la final de la Eurocopa a Italia por 4-0 y pudieron ser más ese día, los borramos del campo. Sí, ¿y? En el partido de arranque de esa eurocopa, empatamos con Italia y de chiripa, casi nos complicaron la vida. En ese partido jugamos como hemos estado jugando en esta Copa de Confederaciones y otros muchos partidos, toquecitos y sin definir de cara a la portería.

Ya, pero ganamos la Eurocopa y metimos a Italia 4 goles y estos acabaron pidiendo clemencia.
Claro.

En la semifinal de la Copa de Confederaciones contra la dicha Italia (que por cierto, me gustó su nuevo look, va sin marrullerías, va al toque y no lo hacen nada mal), tuvimos que llegar a los penalties y al final, alguien tiene que fallar, la suerte nos acompañó y fue uno de los jugadores de Italia el que falló.

Biennnnnnnn, hemos pasado a la final y nos tocará o Brasil o Uruguay.
Brasil ganó a Uruguay, no tan brillantemente como debería pero ganó. Uruguay tuvo sus conocidos fallos en la portería y de cara al gol de Forlán en un penalty. Vale, adelante Brasil, por fin, la confrontación de este siglo. España vs Brasil. Campeón de Eurocopa y Mundial contra Pentacampeón de Mundial, es decir, de 5 mundiales, ni más ni menos.

Confieso que, de lo poco que había visto a Brasil, ahora y hace poco, en partidos sueltos por ahí, veía a esta selección flojucha, tocha, roma, solo fuerza y poco estilo brasileiro del toque y la samba.
Sí, yo también creí que el partido, al menos, estaría disputado y perderíamos por poco, factor campo y algún detallito de Neymar y poco más.

Pero... La peor selección salió a relucir. Aparte de que salieron al campo los mismos que jugaron contra Italia y se les notaba el cansancio (quiero creer que era eso lo que les pasaba), aparte de eso, es que ni el toquecito funcionó ayer, ni la presión. No recuperábamos ni una y llegábamos tarde a todos los chances.
Brasil nos aniquiló completamente con un juego potente, arrollador y con buen toque, increíble mejor forma física, diría que jugaron el doble de forma que España, les salió el partidazo del siglo, humillaron a la Roja, cierto es.

Pudieron ser 10 goles fácilmente, nosotros pudimos meter alguno pero ni de penalty fue capaz Sergio Ramos de hacerlo. Jugamos con 10 un tiempo por la expulsión de Piqué pero es que, mucho antes, se debió de ir Arbeloa y tal vez alguno más porque, de la frustración e impotencia, hacían faltas continuas, algunas casi de tarjeta roja a los brasileños.

No, no me gustó la Roja en esta Copa de Confederaciones, no por este escandaloso resultado en el que fuimos casi peor que Tahití contra Brasil, no, ya lo empezamos mal el primer partido y se fue acumulando con los demás.

¿Sabéis una cosa?
Para mí, lo peor de todo, es que teníamos el partido perdido mucho antes de que pitase al árbitro el final, también antes.


El partido lo perdimos cuando vimos ese afán de cantar el Himno propio de un país, con el corazón y a capella de miles y miles de espectadores, millones, seguramente, por todo Brasil.
Eso no lo tenemos en España, aquí, como solemos pagar todos contra el país y no contra los verdaderos culpable de todo, como son los políticos de todas las comunidades autónomas, seguro que hasta hubiera habido muchísima gente pitando nuestro Himno.
Ahí perdimos gran parte del partido, en unión y el todos para una.
También pongamos algunas excusas.


Que es por cansancio, puede ser algo. Que es porque les hicieron Voodoo, también puede ser.
También ha habido cuentos y noticias sobre que, algunos jugadores han estado  de juergas por las noches. Ni idea pero si lo hicieron, para ellos va esta linda canción.

CAMBIAD "EL NEGRO NO PUEDE" POR "LA ROJA NO PUEDE".



Mi enhorabuena a Brasil, siento que jugáseis una pachanga, porque otra cosa no se pudo llamar a lo que hizo vuestro oponente. A ver si a la próxima os podemos divertir más.

No, no creáis que no me siento orgulloso de la Selección española, ni mucho menos, me siento muy orgulloso de ellos y de lo que hacen por nuestro país.
Ánimo chavales, tendréis más finales.
Publicar un comentario