ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

lunes, 22 de julio de 2013

Ateo de amor 3. Encrucijada 4

Opinión: 
Ateo de amor 3. Encrucijada 4


-        Sí tío, y ya con la carrera terminada. Empiezo dentro de dos meses a trabajar.
-        Mira qué bien, ¿te lo buscó tu padre? —dijo Ricardo un poco picado, no le caía bien su cuñado.
-        No, nada que ver. Eché unos currículums en Oviedo y me han cogido de pruebas. Algo es algo —y rió.
Mateo se derritió.

-        Bueno, aquí os dejamos. Espero que te sea leve, hermanito, vete pronto a casa —medio ordenó Marta, echando una mirada asesina a Mateo.

Entraron y se sentaron en unas mesas. Ahí estaba el cuñado de Ricardo, ni cuenta se habían dado que entró antes.
Era un perfecto estúpido, un niñato de papá. Ricardo agradecía que el otro le ignorase siempre y lo único que le dolía era que su hermana aguantase a semejante ser.
-        Madre mía, no sé cómo puede convivir con un mamón como ese —opinó Ricardo.
-        Bueno, mira, una cosa buena tuvo esa unión. Tu sobrina.
-        Ah, Silvia es un amor, por suerte no se parece a mi hermana
-        Pero menos a ese... —Ricardo se calló.

Mientras, Mateo pidió otra ronda. Ricardo se estaba dando cuenta de algo. Su amigo estaba más reservado, más callado que de costumbre y no decía las burradas de costumbre. Algo le preocupaba.
Publicar un comentario