ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 11 de junio de 2013

Historia de. El gas mostaza.

Opinión: 

Hoy hablaremos de otro gas.
El gas mostaza.


No uséis las hamburguesas aliñadas con mostaza como arma química, ¿eh?



El gas mostaza fue creado por Fritz Haber en 1917 para acosar e incapacitar al enemigo y contaminar el campo de batalla.
También se les denomina agentes vesicantes, pues al contacto con el ser humano causan ampollas en la piel y las membranas mucosas, lo cual suele conllevar consecuencias como la muerte por asfixia agónica.
Técnicamente, hay dos tipos de armas químicas de guerra del tipo mostaza:
Mostaza sulfurada.
Mostaza nitrogenada.



MOSTAZA SULFURADA.

Suele manifestarse en fase gaseosa, pero también puede darse como líquido (de textura oleosa), o sólido. Como gas, algunas veces posee un olor parecido al ajo, a la cebolla o a la mostaza, y en otros casos no tiene olor. Como líquido y sólido, su color varía del amarillo claro al marrón. En todo caso, no se encuentra naturalmente en el ambiente.
Como arma de guerra, la mostaza sulfurada se utilizó por primera vez durante la Primera Guerra Mundial.

Se usó en alguna época para tartar la psoriasis, una enfermedad de la piel.

MOSTAZA NITROGENADA.

Las mostazas nitrogenadas fueron producidas en los años 1920 y 1930, también como armas químicas de guerra. Fueron el primer caso registrado de uso de armas químicas contra población civil, pues en 1924, durante la Guerra del Rif (1921-1927), la aviación española arrojó bombas de gas mostaza, fosgeno y otros gases tóxicos, sobre los habitantes bereberes rifeños y sus aldeas.
En fase gaseosa puede oler a pescado, moho, jabón o frutas. Por debajo de 21 °C pasa a fase líquida, donde adopta un color claro, ámbar pálido o amarillo, y textura oleosa, y es inofensivo. Debido a ello, durante los inviernos de la Gran Guerra, los alemanes lanzaban proyectiles con mostaza nitrogenada líquida que, al caer sobre el campo de batalla, impregnaban a algunos soldados enemigos. Estos, desconocedores del peligro latente, se guarecían en las galerías y conductos de las trincheras donde, al evaporarse el agente químico, causaba la muerte a todo el que no escapase a tiempo al exterior.



Tiene tres compuestos, el NH-1, NH-2 y NH-3, del NH-2 podemos decir que tuvo su uso médico contra el cáncer, aunque ya no.

Publicar un comentario