ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 28 de mayo de 2013

Historia de... La olla a presión.

Opinión: 
Bueno, en muchos hogares resulta prácticamente imprescindible tener una, aunque ya, con los nuevos robots de cocina que les echas los ingredientes, programas la hora a la que quieres esté calentita la comida y tal, están desapareciendo las socorridas y resistentes ollas a presión de toda la vida.

Mi madre la ha usado desde la primera vez que la tuvo en sus manos y aún no la ha soltado, ni la soltará, os lo digo yo, aunque tal vez sí lo haga para tirármela a la cabeza.

Le rendiré un homenaje con este post sobre su historia:


En 1679, el físico y matemático anglo-francés Denis Papin (1647-1712) inventó una olla a vapor, a la que llamó digesteur, en la que el agua hervía a una temperatura más alta de lo normal, de manera que la carne y otros alimentos podían cocerse en menos tiempo que en las ollas convencionales usadas en aquellos tiempos. Presentó su invento en la «Royal Society» de Londres en el año 1681, pero la novedad no prosperó y quedó como un estudio científico más.

  La primera patente se concedió en Francia, en 1948, cuando M. Devedjian fabricó un modelo de cocción rápida al que llamó cocotte minute. En 1952 George Laverne perfeccionó el invento con un nuevo modelo de ollas de gran capacidad (300 litros) que llevaban un sistema de cierre especial.

A partir de 1978 las ollas a presión se hacen cada vez más completas y rápidas, perfeccionando los mecanismos de cierre y de seguridad, proporcionando así una mayor presión y una cocción más rápida. Lo que más ha evolucionado es la válvula. Los últimos modelos llevan un sistema llamado Food Control que además de indicar la presión evacua el oxígeno del interior de la olla. Al indicar la ausencia de presión la persona que manipula la olla sabe que puede abrirla con toda seguridad, y al cocinar sin oxígeno se consigue que los alimentos conserven intactas sus propiedades y su color natural.


Publicar un comentario