ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 19 de mayo de 2013

Crónica de una boda anunciada.

Opinión: 
Hola amigas y amigos blogueros, visitantes.
Seguro que no notaríais ayer mi ausencia total por estos mundos. Os perdono.

El motivo de mi ausencia fue, ni más ni menos, que LA BODA DE MI AMIGO PACO.


Sí, Paco se casó con Rosana, una majísima chica peruana, a la que, cada vez que nombraba a mis amigos Edu o Andrés, incluso, alguna vez a mí , Eduarsito, Andresisito o Danisito, yo, como soy un gamberro, levantaba el dedo, como Jaimito en clase y, si alguna vez me dejaba el don del habla, le decía:
"Y a Paco, ¿por qué no le dices Paquisito?", jejeje, las hermanas se partían de risa pero el caso, valga la redundancia, es que no me hizo ni caso, Paco era siempre Paco para ella.




Jejeje, yo me partía porque a Andrés no le hacía gracia eso de Andresisito, Edu se reía siempre y yo, cada vez, le decía, si ese no vino.
Nada, como me conocen, no me tomaban en serio.

Estuvo bien la boda.
Fue por el Ayuntamiento y fuimos Edu y yo a la puerta, Andrés es que iba con su coche, para llevar a los novios.
Hasta la puerta llegamos y esperamos que entrasen todos dentro, con la excusa de que se nos había olvidado el arroz, nos fuimos retirando estratégicamente al bar de enfrente el de "El melenas", que por cierto, tiene una buena oferta para tomar cervecillas, te pone creo que eran 8 San Miguel en un cubito y lleno de hielo, eso cuesta 10 euros más ración. Me gustó la idea, tal vez tenga que ir un sábado a comprobarlo sobre la marcha.


En todo caso, nos bebimos un par de San Miguel mientras nos traía el arroz "El melenas", nos trajo un kg, de arroz largo y bueno, yo le dije que con un par de puñados pero nada, Edu es así, cogió el paquete y de un meneo, se lo echó a los novios, dejó la puerta del ayuntamiento como para alimentar a todas las palomas del mundo. Este Edu... El Polícía Local nos miraba, mano en pistolera pero riéndose y la Concejala que los casó guiñó incluso un ojo al Edu.


Luego, guiamos a la familia de la novia hacia el restaurante "Los Rosales", como si supiéramos, nunca hemos ido allí pero bueno, en el pueblo, si das muchas vueltas, siempre llegas a todas partes, creo que mareamos un poquillo a Lucho, que venía tras nosotros y a las hermanas de la novia, el padre venía en otro coche y el pobre dejaba pasar a todo el mundo delante, casi se nos pierde.


El caso es que llegamos al salón, aparcamos y salimos a decirles que era allí, que entrasen.
Ellos nos miraban con cara de no entender nada, ya que, Edu y yo, nos estábamos montando de nuevo en el coche y nos íbamos.


Seguro que, en algún momento pensaron, ¿a que nos dejan aquí tirados?
Pero nooooooo, que somos guenossssss.


Es que, como la comida era a las 3 y solo eran las 3 menos cuarto, aún daba tiempo de volver a "El melenas" a tomarnos otro par de cervecitas.
Ni decir tiene que, pasó lo de siempre, llegamos los últimos pero no pasa nada, estaban con los cócteles.
La hija del dueño se reía cada vez que me ofrecía algo, me decía "nunca quieres nada mío", es que ella llevaba estos inventos de diseño que no sabes ni lo que es, y yo, cosa que no le veo los ojos, no me la como.
Al hermano sí le cogía jamón y queso, también alguna cucharita de salmorejo y diversos embutidos pero, para no hacerle más el feo a la chica, cuando venía con la jarra de cerveza para llenar los vasos, siempre le decía, "trae, esta para mí, ¿ves cómo sí quiero cosas tuyas".
En fin, qué os voy a contar, una nueva boda a la que fui sin ganas pero hay que estar.
Fue una boda tranquilita, con poca gente, mi buen Paco estaba muy besucón así que, yo, que soy un bendito, a cada rato estaba preguntándole si había besado a la novia y tal. Le tenía entretenido todo el rato besando y la gente ya cogió la misma táctica, a pedir que se besasen cada 4 segundos.
La comida estuvo bien, después a la barra a tomar unos cubatillas, me obligaron a bailar 2 segundos un vals con la novia, siempre recordaré a Chayanne y su canción Tiempo de Vals, sonó por lo menos una hora sin parar, ah sí, le pisé el traje a la novia.



Hasta aquí, todo bien.
Y luego igual.
Durante esto, la familia de la novia, ahí, bailando algunos pero bastante calladitos, aunque el Edu les hacía gracia porque, cuando le sacaba a bailar la hermana de la novia, él decía que era rock and roll lo que estaban bailando y en realidad, era salsa. Pero Edu no se apura, él es un todo terreno :)
Llegó lo del ramo y bueno, yo me puse de espaldas a los demás (no fuese, que con mi mala suerte, me tocase) y nada, le cayó a una sobrina de Paco, fue como si le hubiese tocado la lotería, aisss estas chicas...

Luego ya nos fuimos a casa pero quedamos para un poco más tarde, ir a la casa de los novios a tomar algo, ya más informalmente (como si yo hubiese ido formal antes...jejeje)
Así fue, allí ya estaban más relajaditos, Paco les habría contado cosas de nuestros viejos tiempos y parecíamos habernos ganado alguna confianza para sus cuñados y suegros, ahora sí estaban más cercanos.
Congenié bastante con Lucho, el cuñado, me ofreció su casa en Getafe por si quería ir algún día y bueno, me explicó que Perú está diferenciado en tres zonas más o menos significativas. La costa, por dónde el vivía, la zona de montaña y la del Amazonas creo que me dijo, los de allí, perdonadme si fallo en algo, es que mi memoria es terrible y que bueno, la zona que más se parecía a mi pueblo es la de montaña, clima incluído, aunque en pequeña escala aquí, claro.
También me hice con los "mandos" de su hija e hijo, les enseñé alguna cosita para el móvil y eso, me los gané también.
De cuando en cuando, se me arrimaba otra de las hermanas de Rosana y en una de esas me dijo:
-Aquí es que la gente no baila, allí, son los chicos los más bailones y no paran.
A lo que yo respondí:
-No, no, si aquí bailan todos también, yo soy el que no. No me gusta bailar pero sí escuchar la música, mira, esta canción es muy bonita.
Luego se pusieron a explotar globos y una perrita fox terrier que andaba por ahí, me vería cara de Señor de las Bestias, se me subió encima toda la noche ya, tiritando como una condenada :)
Al final, todo muy bien, me pareció una buena familia y me gustaron sus criterios y su educación y trato.
Fue muy familiar la cosa y bueno, aunque yo soy muy arisco, me despedí de todos, o con un beso o apretón de manos.

FIN DE LA BODA.
Al próximo amigo que me invite a la suya, le denuncio.
Publicar un comentario