ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 28 de febrero de 2013

Solución a qué es. Drago Milenario

Opinión: 
Bueno, la semana pasada os puse para adivinar qué era un árbol y acertasteis.
Era el Drago Milenario, situado en Icod de los Vinos, Santa Cruz de Tenerife.

Aquí tenéis más datos sobre el Drago.


Dice la leyenda, que los dragones, al morir, se convertían en dragos. Este fósil viviente es, con todo merecimiento, uno de los símbolos de las Islas Canarias y, quizás el mayor tesoro de la flora española. Viendo la curiosísima forma del drago, no es de extrañar que fuese considerado por los antiguos habitantes de las Canarias como un árbol divino. Hasta hace poco, se consideraba al dracaena draco endémico de Madeira, Canarias y Cabo Verde.


En las Islas hay varios dragos impresionantes. El mismísimo explorador y naturalista Alexander von Humboldt se interesó a finales del XVIII por el drago que se erigía en los jardines de Franchy (La Orotava), un gigante de 25 metros de altura y 23 de perímetro (aunque sobre estas medidas hay discusiones) que desgraciadamente, fue derribado por el viento en 1867. En la actualidad, el mayor y más famoso drago se encuentra en Icod de los Vinos (Tenerife), mide 17 metros de alto y 20 de perímetro en la base. El peso de esta mole ronda las 150 toneladas sin contar las raíces. La edad de este drago ha sido muy discutida y se ha llegado a afirmar que podía tener más de cinco milenios, sin embargo, estimaciones recientes creen que su edad no pasa de 800-1000 años.

Pero, ¿qué es el Drago en sí mismo?

Dracaena draco, el Drago, es una especie vegetal típica del clima subtropical presente en la Macaronesia, particularmente de las Islas Canarias, pero cuya mayor población se encuentra en el oeste de Marruecos. Existen parientes muy cercanos en el este de África y en algunas islas del océano Índico. El Drago se considera, según una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural de la isla de Tenerife, conjuntamente con el pinzón azul.

Recientemente ha sido descubierta una nueva especie de drago, Dracaena tamaranae en el sur de Gran Canaria, que guarda ciertas diferencias con la Dracaena draco. Esta especie, descrita como endémica de Gran Canaria en noviembre de 1999, se halla en los riscos y laderas del suroeste de la isla: ha sido bautizada como Dracaena tamaranae o drago de Gran Canaria.

Esta planta de lento crecimiento (puede tardar una década en crecer 1 m) se caracteriza por su tallo único, liso en la juventud y que se torna rugoso con la edad. Es el único árbol del mundo cuya savia es de color rojo y no blanco. El tallo no presenta anillos de crecimiento, por lo que su edad solamente se puede estimar por el número de hileras de ramas, ya que se va ramificando después de la primera floración, aproximadamente cada 15 años.

Para los antiguos aborígenes, este árbol tenía propiedades mágicas. En la Antigua Roma y en la Edad Media también era considerado un árbol mágico. Su savia, que se transforma en roja en contacto con el aire ("sangre de drago"), se comercializaba debido a sus propiedades medicinales y a su uso en tintes y barnices. De su madera se hacían rodelas.
Publicar un comentario