ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 13 de febrero de 2013

Feliz día de NO San Valentín.

Opinión: 



¿Qué creíais? ¿Que no me iba a meter con San Valen? Bueno, con él no, si él no tiene nada que ver con lo que vais a hacer mañana, ñoños y ñoñas mías. Ni mucho menos, él nunca pretendió tener un día para sí mismo ni repartir amor y flores entre las "afortunadas" parejitas de turno, vamos, ni tan siquiera se le pasó por la mente tal despropósito.

Como "Single", como se dice ahora, que soy, amargado y gruñón, tengo suficientes motivos, aparte de la razón, para despejaros la mente hoy, unas horas antes de que os perdáis en el submundo del amor obligado.

Sí, queridos y queridas ñoños y ñoñas, amor obligado por un día comercial que os impone ser muy guays y tener que regalar algo.
Ale, porque todos regalan algo el día 14 de Febrero, no porque sea San Valentín, pobrecito mío, ¿qué culpa tiene él de que os dejéis guiar como ovejas al redil? Luego vendrán los lobos del Corte Inglés y os dejarán hasta sin caspa de la clavada que os van a meter por un perfume o cualquier joyita que se os ocurra comprar en esos momentos de enajenación pasajero, sí, pasajera porque mañana ya no tendréis que ser guays, ni regalar nada. Es solo el dia 14 de Febrero, los otros sobra, ¿no?

Bueno, yo sé que todas y todos sois guays, que no solo regaláis el 14 de febrero cosas a vuestros amados y amadas, lo sé, claro que lo sé, me consta.
También les regaláis en su cumpleaños, en Navidad, en Reyes, tal vez en su Santo y ya está.

Granujones y granujonas,,,, eso no va así y eso que yo soy el arisco, estáis apañaos. ¿Eso es el amor?

Seguro que si hacéis un experimento, os vais a dar cuenta de la tontería que es esto de regalar cosas en fechas puntuales en vez de demostrarlo lo más a menudo posible, sin regalos caros, sin demasiadas cosas impuestas, sin que el dinero sea una cosa con la que se mida si hay más amor o menos.

A ver ñoños y ñoñas, está clarísimo que si le regaláis algo a vuestro amado, amada el día 14 de febrero no os dirá nada, ni se asombrará de que lo hagas.

Pero el truco está en si se lo regalas por ejemplo, un día cualquiera de cualquier mes, por ejemplo, un lunes, te acercas a su casa, trabajo, en la calle, vas y le haces un regalillo, cualquier cosita, no hace falta que te estires mucho, estamos en crisis y como ya te digo, el amor no se mide por el dinero que te gastes en regalar cosas, eso lo tengo claro hasta yo, que no tengo puñetera idea del amor, ni quiero.
¿Qué pasaría si vas y le regalas alguna cosita a tu amor un día cualquiera porque sí?
Seguro que te diría ¿Y esto? ¿A qué viene? Algo has hecho, te remuerde la conciencia y me traes un regalo para que no me enfade. Algo de eso pensaría y diría y si no lo dice, lo pensaría y callaría para ver si te pilla en el renuncio.

Sí, se asombraría de que le hagas un regalo cualquier día, a él o ella, a tu amor, cuando eso no debería asombrar jamás, el amor supongo que se tiene los 365 días del año, unos días más, sobre todo los sabadetes o cuando exista peligro de ñiki ñiki, ahí normalmente la gente está más amable (me han dicho, yo no sé, no contesto), otros días un poco menos (alguna discusión, algún pequeño roce) pero el amor sigue. Incluso discutiendo, un regalillo, una atención, no vendría mal.

Pero vamos, el día 14 de febrero todos mis ñoños y ñoñas se vuelven lelos, se creen que es un día mágico, un día fashion y ala, a ser los más amorosos cuando el 15, en algunos casos, si te he visto no me acuerdo o yo qué sé, el 15 vais a discutir por ver en qué casa coméis el fin de semana y vais a estar todo ese fin de semana enfadados y coméis cada uno en vuestra casa.

No, ñoños y ñoñas míos, dejaos de treatrería, no me seáis hipócritas, el 14 de febrero no es nada especial, o sí, es especial, como los otros 364 días del año.

Olvidaos de Tooonnnnnn terías (pensad la pronunciación como lo diría DAvid Bisbal), de fechas impuestas comercialmente y si tenéis tanto amor dentro de vosotros, haced lo que San Valentín y todos los santos juntos, incluso el diablo querría.
Que cada día sea un San Valentín.
Si no eres capaz de hacer eso, déjate de amor, te pasará lo que a mí, solo vales para el campo y ama a las cabras como a ti mismo.

Así fue y así os lo conté.

Y nada, como veo que no estáis muy convencidos, es más, no me haréis ni puñetero caso, pues nada, os dejo con la típica canción ñoña, comercial como ella sola de San Valentín.

Que conste que yo hice lo que pude por salvaros de la atrocidad que vais a hacer mañana y también, ¿cómo no? ahorraros algún dinerillo.


Publicar un comentario