ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 9 de enero de 2013

Los Reinos de Overlastar 2.Bastión 20.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)


Los Reinos de Overlastar 2. Bastión 20.


Eran elementales acuáticos, la misma esencia que formaba parte de casi todos los organismos y al igual que los balrogs habían acudido a la llamada del demonio, estos acudieron a la llamada de la misma naturaleza, la de un ser tan natural y tan puro como lo era Silvermoon, amplificada su llamada por las mentes unidas de unos pocos altos elfos y, de alguna manera, por la inconsciente llamada de auxilio de miles y miles de almas unidas por un fin común, su libertad.

Ni todos los balrogs del mundo, ni sus látigos llameantes hubieran podido detener la fuerza natural de la vida. 

Esas lenguas de agua se enroscaron en el cuerpo de los balrgos y aunque siseó un poco y salió muchísimo vapor, los fueron arrastrando hacia la orilla del mar y luego hacia más adentro donde, sin duda, estarán cautivos hasta que los guardianes del mar desaparezcan y ni siquiera es seguro que quieran luego volver a este plano astral.

Todos quedaron sobrecogidos ante la fuerza de la naturaleza y la mayoría se hincó de rodillas mirando hacia el mar. Muchos sollozaron con su emoción desatada y algunos hasta se desmayaron al no poder contener más la gran tensión acumulada en esas largas horas de lucha.

Kinesa cayó al suelo medio desmayada e igualmente los elfos que habían quedado. Lucimel se acercó a ella seguida por Dinarel.

Publicar un comentario