ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 10 de enero de 2013

Los Reinos de Overlastar 2. Bastión 21.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)



Los Reinos de Overlastar 2. Bastión 21.



-Hermana, estás libre. El novato se portó por lo que veo—aún medio desmayada tenía ganas de pinchar a su sobrino.

-Se portó como se esperaba de un Rey, Kinesa—decía Lucimel a su hermana mientras le administraba un conjuro para relajarla. Lo mismo estaban haciendo algunos druidas con los elfos.

Ahora mismo todo el mundo ayudaba a todo el mundo, no existían razas en ese momento sobre el campo de batalla.

Incluso algunos defensores estaban atendiendo a monstruos heridos.

Uno de ellos, un goblin negro, curioso elemento ese, estaba siendo atendido por Genirolfo y a su manera le estaba dando las gracias cuando apareció el enano más barbudo que había visto un goblin en su vida.

-Date prisa Genirolfo—la voz era de mujer, se sorprendió el goblin—tú los curas y yo los mato.

Era broma, claro está. La enana era demasiado cariñosa para hacer eso. Es más, era tan compasiva con los gritos de dolor del goblin cuando lo tocaba Genirolfo que aprovechó el viaje del pescozón siempre dedicado a su novio para, de paso, atizarle al monstruo y dejarlo dormido por un par de horas, tiempo justo para poder coserle la oreja que llevaba colgando.

Conminaron a los prisioneros y heridos más leves a que, como castigo, excavasen grandes agujeros y echasen ahí a sus muertos para luego incinerarlos.
Publicar un comentario