ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 30 de diciembre de 2012

Los Reinos de Overlastar. Bastión 11.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)




Los Reinos de Overlastar 2. Bastión 11.


Lisandra encontró el arco, este brillaba fuertemente, deseando entrar en batalla pero cuando fue a cogerlo, la lanzó despedida.

-Deja que entre en tu mente, Lisandra—oyó decirle.
Lisandra intentó concentrarse y notó otra presencia dentro de ella, era la Reina.

-Concéntrate pensando que soy yo y piensa en tu amor hacia Dinarel—escuchó de nuevo—yo debilitaré lo que pueda a este demonio para bajar sus defensas, entonces aprovecha para coger el arco y sin tardar mucho, disparar.

Lisandra se concentró como pudo, empezó a percibir vivencias de la Reina madre y sintió poderes que ella nunca tendría. Cogió el arco mágico y las flechas y salió corriendo sin perder tiempo ante la gran sala hexagonal.

Allí estaba Dinarel caído en el suelo, atrapado por uno de los brazuelos del demonio y este carcajeándose.

-Ahora te quitaré el medallón mágico y recuperaré todo mi poder. Después os mataré a los tres y me haré con el control del mundo. La otra elfa no escapará de mi.

-Yo no huyo, demonio—apareció de repente Lisandra disparando varias flechas hacia los ojos de Kalaprius en un segundo. Las primeras chocaron contra su escudo mágico pero eran flechas bendecidas y poco a poco las demás con la ayuda de la fuerza mágica de la Reina, fueron debilitándolo hasta que varias de ellas se le clavaron en lo que hacía de cara y claro está, en el blanco principal, los ojos.


Y BUENO, POR ESTE AÑO, NOS DESPEDIMOS DE LOS RELATOS. PARA EL 2013 SEGUIMOS.

FELICES FIESTAS.

Publicar un comentario