ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Los Reinos de Overlastar 2. Muchos lobos y pocos druidas 37.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)




Los Reinos de Overlastar 2. Muchos lobos y pocos druidas 37.



Se encaminó hacia una de las cuevas, la más grande, donde le picaba más el dedo del anillo y sus armas brillaban más.

Llegó a una sala hexagonal bastante amplia de la que provenía una tenue luz verde. No sabía por qué, pero parecía ser allí donde le llevaba el instinto y sus armas.

La luz verde se hizo más potente y la sala quedó totalmente iluminada de ese color, en el centro vio algo que lo dejó helado completamente.

-Por fin podré vengarme de vuestra especie—bramó aquel ser tan escalofriante.

Era una especie de gran serpiente con cuernos y unas pequeñas alas, una burda imitación a un dragón, pero más grande y tenía unos pequeños brazos en uno de los cuales, había una mujer vestida de blanco.

-Madre—la reconoció al instante. Era su madre y estaba viva. De momento. Eso le llenó el corazón.

-Sí, elfo. Tu madre, la que capturó Phameas después de matar a tu padre. Te escapaste ese día por los pelos, pero hoy no. Antes de poder servirme del medallón y del poder de tus armas y la de tu madre, os torturaré a los dos. Es más, vuestra tortura será eterna, os tendré toda la vida conmigo—se carcajeó el demonio.

-Percibo que no viniste solo, malo, malo—siguió diciendo el ser abominable. Dinarel pensó que lo decía por el dragón cuando el demonio hizo un gesto y apareció Lisandra.

-¿Cómo?—balbuceó él.

-Vine de polizón en tu dragona, simplemente usé mi poder de invisibilidad e intentaba ayudar—dijo ella que, aunque paralizada y sin poder usar su magia, podía hablar perfectamente.

-Mira por dónde noto que el corazón te late muy rápido. Interesante, a ella sí puedo matarla—y dirigió su dedo hacia ella.
Publicar un comentario