ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 4 de diciembre de 2012

Camino de Belén. Sevilla.

Opinión: 

4 de diciembre. Sevilla.

Pufffffff, hoy no tenía ganas de levantarme pero la cabra está tosiendo o algo, suena como mi tripa cuando está vacía pero mucho más fuerte.

Ese "balido" ha ahuyentado a unos señores, o algo que venían con garrotes. Pobrecillos, lo mismo venían a darme los buenos días.

Cuando pueda la cambio, esta cabra es poco social.

Esta mañana me ha traído una liebre, seguro que los pobres hombres esos la traían para regalármela, aunque no era una liebre exactamente, solo era un trozo, esta cabra no sabe ni robar.

En fin, continuamos hacia la bella Sevilla, o eso dicen, nunca estuve.



A ver si hoy me deja la cabra ir de pasajero.

Va a ser que no pero por lo menos no quiere que la lleve a cuestas yo hoy.

-Oiga paisano, ¿dónde va usted con ese lince gigante?-me dijo un hombre antes de salir corriendo al "balarle" mi cabra.

-Pardiez, ¿lince?, ¿dónde?. Ese pobre hombre está ciego, ¿verdad cabra?

Grrrrrrrgrrrrr

-Oye, qué mal balas tú.



Sevilla tiene una historia rica y fascinante. Los romanos, que gobernaron España durante más de seis siglos, establecieron allí una colonia que llamaron Italica, y que puede ser visitada en la actualidad.

Los romanos cambiaron por completo la faz de de las ciudades y campos, construyendo acueductos y largas vías de comunicación para unir los principales centros de población. Hoy podemos admirar algunos objetos de aquella época en el excelente Museo Arqueológico .



Pero fue la civilización musulmana la que tuvo una mayor influencia sobre la ciudad. Su dominio duro unos 800 años en Andalucía desde 711 hasta 1492 cuando los Reyes Católicos conquistaron Granada. Algunos de los principales monumentos de la ciudad pertenecen a esta época, como la Torre del Oro, Torre de la Plata, La Giralda, El Patio de los Naranjos, El Barrio de Triana, Las Murallas de la Macarena y El Alcázar. Más tarde el arte Mudéjar también dejó su impronta con bellos edificios como el Palacio de Pedro I, parte de los Alcázares Reales de Sevilla.



Muchos de los edificios históricos más recientes provienen de la Exposición Iberoamérica de 1929, incluyendo la Plaza de España y el Parque María Luisa.

En 1992 tuvo lugar una celebración similar con la Expo, que atrajo numerosos visitantes de todo el mundo.


No sé de qué años hablan esos, si aún no hay años en positivo en mi calendario.

Me da igual, ahora lo que pienso es que no sé para dónde ir después de Sevilla, estoy en dudas. Si tuviese que ir a Roma no pasaría nada, todos los caminos llevan a Roma, eso lo sabe todo el mundo pero solo uno lleva a Belén. Eso lo sé solo yo.
Publicar un comentario