ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Camino de Belén. Granada

Opinión: 

día 5 diciembre.

Tras hacer noche en Sevilla, hispalis o como la queráis llamar, tengo que tomar una gran decisión.

Ante la inutilidad de preguntar a nadie sobre la situación de Belén, más porque no se quieren acercar a mí pero también mucho, porque no saben dónde está "eso", debo tomar uno de los dos caminos que tengo en mente.
Cádiz o Granada.

Le digo a la cabra que si es Cádiz gruña una vez y si es Granada, gruña dos.

Ha gruñido una, así que no la haré caso y tiraremos hacia Granada, qué listo soy.



La historia de Granada se puede prolongar hasta periodos más que antiguos, hasta elegir, incluso, si su fundación estuvo a cargo de una hija de Noé, o por el contrario, de una hija de Hércules de nombre Granata.
La historia, que es siempre una opción estética, asegura que hubo en Granada un importante asentamiento ibérico y también romano, algo habitual, por otra parte, en casi todas las ciudades del sur de la península Ibérica. También confirma que jugó un importante papel en la cristianización de la Península, no sólo por la documentada aparición en torno al año 60 de nuestra era, de Cecilio, santo patrono de la ciudad, sino porque además en Granada, entonces Iliberis, se celebró el primer concilio de la iglesia española alrededor del año 300.


Todas las fechas de la historia son importantes para una ciudad. Pero en Granada, además, existe un eje claro, una fecha que la organiza como una gran bisagra temporal y da sentido a un antes y a un después.
Un arabista contaba que el dos de enero de 1492 los granadinos se acostaron en una ciudad medieval y musulmana y se levantaron en otra cristiana y moderna.



La rendición de Granada a los Reyes Católicos en el 1492 la sumerge de pronto en el mundo moderno, ¿o fue quizás al revés, que la ciudad hizo modernos a los reyes medievales? En un principio, el cambio no pretendía afectar más que a la cabeza del reino; un rey por otro rey. En este caso una reina.



No sé, a mí me están liando estas cosas o algo, no sé ni si debería estar Granada 2012 años antes de Cristo, incluso si es que Cristo ni ha nacido aún. Pero bueno, lo pasaremos por alto.

Hagamos noche y que sea lo que buenamente pueda ser conmigo y mi cabra.

A partir de Córdoba ya sí sé hacia dónde ir.

Valencia, claro está.
Publicar un comentario