ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 11 de diciembre de 2012

Camino de Belén. Galicia

Opinión: 

día 11 diciembre.

Con la primera luz del día nos ponemos en marcha.

Qué lustrosa está mi cabra pero por dios, que no coma tanta hierba, que casi no puedo con ella.

Por cierto, nunca la he visto comer  hierba, será tímida y no quiere la vea comer.

Hoy me trajo un trozo de jabalí, no sé dónde se habrá encontrado eso pero cuando hagamos un alto en el camino, lo asaré para comer.

Este terreno es muy parecido a los anteriores, verde, frondoso y muy húmedo, tal vez más húmedo aún pero se respira mucha paz, muchísima.

Tanta como este lugareño que viene hacia nosotros, lleva un garrote muy alto, con conchas arriba, un sombrero muy raro con conchas también y parece hospitalario.

-Hola rapaciño. ¿Qué te trae por terras galegas?-me dice

-¿Cómo? ¿Qué dice usted, buen hombre?-le digo, perplejo.

-Que dónde vas forastero-me dice lentamente.

-Ah, mi cabra y yo, vamos a Belén.

-Lo mismo queréis venir conmigo a Santiago y así bautizas a "tu cabra" con su verdadero nombre, rapaz-me dice, mirando fijamente a mi cabra, lo mismo se la quiere comer. No sé si iré con este lugareño mucho tiempo junto.

-Bueno, mi meta está en Belén, le llevo al Niño Jesús: MERCURIO, SONRISA Y ESPERANZA.

-Pero rapaciñu, se o neno jesús xa naceu hai 2012 anos. De onde sales?

-No lo entiendo señor-digo, alejándome un poco de él-¿me lo dice o no?

El hombre se lleva un dedo a la sien y comprendo, si imaginamos una línea que atraviese su cráneo y siga hacia adelante, debo seguir mi camino ya hacia levante tirando hacia el sur.

-Vale, comprendo. Me tengo que ir, gracias amigo.-le dije.

-Que deus che acompañe, tolo. Iso non é unha cabra rapaciño, é un demo ou algo.

Jo, este tío parece cantar hablando, será un trovador loco.



El nombre de Galicia deriva de Gallaecia, que era como llamaban los romanos a la región del noroeste de la península ibérica al norte del Duero y al oeste del río Pisuerga. Se asume que la zona estaba habitada desde el Neolítico, pero su denominación se debe a pobladores celtas asentados allí entre el 2300 y el 1800 a.C. A ellos les llamaban los griegos, alrededor del siglo I a.C., kallaikoi, para diferenciarlos de otros pueblos célticos de toda Europa. De este nombre, debido a la ciudad de Cale (de la raíz indoeuropea kala: refugio), actual Oporto, se llegó a la actual Galicia, que se afianzó en 298 d.C., cuando Diocleciano creó la provincia romana.



Los pobladores celtas resistieron fieramente la dominación romana, durante décadas, hasta que se impuso la Pax Romana entre el 23 y el 19 a.C. El proceso de romanización tomaría unos cuatro siglos.

Al caer el Imperio, los pueblos germánicos invaden la europa occidental. Son los suevos los que se establecen en la región gallega en 409, proclamando rey a Hermerico. En 449, Requiario adopta el cristianismo. En 456, los visigodos vencen a los suevos y se impone otra vez el arrianismo. Sobreviene entonces una época oscura, que terminará alrededor del 550, con la vuelta al cristianismo.


Bajo Fernando III, Galicia se une con el Reino de Castilla en 1230. Como se sabe, tras la Reconquista se da la unión de todos los reinos en el Reino de España.


Con los siglos, la región sufre un retroceso económico importante, debido entre otros factores a la prohibición de los puertos gallegos de comerciar con América; a los ataques de la flota inglesa a Vigo y a La Coruña.



Todo esto ha conformado una región de profunda identidad, con problemas de raíz histórica y valores culturales incuestionables, que poco a poco se incorpora al siglo XXI con esperanzas y una economía emergente.



Pero, ¿por qué me viene esto a mí a la mente?

Da igual, se me olvidará todo esto cuando llegue a Belén, un día menos ya...

-Vamos cabra, tenemos que descansar para llegar mañana al siguiente escalón hacia nuestra meta.

Mi cabra "bala" y mira con pesar el extraño lugareño, yo también lo miro.

-Pobre, está muy delgado, tal vez enfermo.

Mi cabra agacha la cabeza resignada.

Rara es mi cabra.
Publicar un comentario