ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

sábado, 8 de diciembre de 2012

Camino de Belén. Aragón

Opinión: 

8 de diciembre


Largo camino creo que me queda hacia mi destino y la cabra ayuda muy poco.

Al principio, los lugareños se mostraban un poco desconfiados ante mi presencia, voy sin afeitar y mi cabra cada vez bala más grave pero le he puesto una capa de piel de cabra que me encontré por el camino y así espero se cure su resfriado y bale como todas las cabras.
Luego, a medida que avanzaba, me fui encontrando gente más amable, yo les preguntaba por Belén y ellos me sonreían y me asentían con la cabeza y señalaban hacia poniente.

Hablaban como en las tierras anteriores pero fueron cambiando hasta algo más fácil de entender por mí, aunque con un deje que se parecía al de mi pueblo, me cae bien esta gente y no se asustan de mi cabra tampoco.

Un lugareño paralítico, que iba a hombros de un gran mozo, que lo soltó y salió corriendo porque algo tendría que hacer urgentemente, nos dijo que estábamos en Aragón. No sabía de este lugar, seguro estamos cerca de Belén, estamos en tierras más desconocidas y exóticas.


Le pregunto a este paisano que para dónde se va a Belén y me señala más hacia poniente, hacia allí iremos mañana, claro está, mientras, compartiremos comida y noche con este buen hombre.



Aragón, tierra de paso, ha servido desde época inmemorial como puente entre la España interior, la civilización Mediterránea y el mundo atlántico. En su territorio han convivido los pueblos más diversos, desde vascones, iberos y celtas, a romanos, godos, árabes y beréberes.



Ya en época medieval y moderna, recibió un gran número de inmigrantes de lo que son hoy el País Vasco, Navarra y el Sur de Francia.
Aragón surge como entidad política en la Edad Media, en medio de las convulsiones políticas que desató la invasión islámica del 711. Toma su nombre de uno de los pequeños ríos pirenaicos que desaguan en el Gállego, uno de los afluentes más caudalosos del río Ebro.



Por su parte, los musulmanes fundaron una prospera región en torno a Zaragoza, caracterizada por sus pequeñas ciudades, sus fértiles regadíos y su activa vida artesanal y mercantil. Durante el siglo X, con el debilitamiento del poder central califal, consiguieron también formar un reino independiente, el Reino de Zaragoza.



Con el tiempo, los cristianos de la montaña llegarón a tomar el control del Reino musulman de Zaragoza. A partir de entonces, el Reino de Aragón, extraordinariamente reforzado, desempeño por muchos años, y a pesar de su escasa población, un importante lugar en la Historia de España y de Europa.



Pues sí que será interesante este Aragón pero con el tiempo, mi calendario sigue en 0 antes de Cristo.

Durmamos con este buen paisano.
Mañana será otro día. Un día menos para llegar a Belén.
Publicar un comentario