ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

viernes, 23 de noviembre de 2012

Remedios caseros para el asma.

Opinión: 

Seguimos con los fríos casi invernales y hay dolencias que se pueden agravar con estos tiempos y cambios de temperaturas.

Uno de ellos es el asma.



El asma es un término griego que significa “respiración del jadeo o entrecortada”.

Es una enfermedad crónica respiratoria caracterizada por dificultad para respirar debido al estrechamiento de los bronquios y los bronquíolos debido, por lo general, a una reacción excesiva del sistema inmunológico ante un agente alérgeno.

Por ello, se presenta con frecuencia en personas alérgicas.
Las crisis asmáticas suelen ocurrir en primavera y otoño o con condiciones climáticas adversas como cuando se presentan tormentas y en algunos solamente el aire frío puede ocasionarles este mal.

A veces es causado, igualmente, por la hiper ventilación, algunos medicamentos o químicos, los ejercicios físicos agotadores, hipoglucemia, infecciones respiratorias (bronquitis), las emociones intensas y emotivas (pánico o ansiedad, preocupaciones y angustias), el pelaje de animales (gatos, perros, conejos, etc.), humo del tabaco, polvo en la casa o aditivos de comidas comerciales (meta bisulfitos, glutamato monosódico, caseinato sódico y cálcico).

Los síntomas del asma más comunes son:

Pulso rápido, más de 90 pulsaciones por minuto.
Tos y expectoración.
Dificultad al respirar.
Silbidos al exhalar el aire y no al inhalarlo.
Disnea o fatiga

Evidentemente, el asma debe ser objeto de una observación médica. Sin embargo, existen algunos remedios naturales para el asma, utilizados en la antigüedad, y que pueden ser empleados de forma complementaria siempre que el doctor lo estime conveniente.


Aplicar un cataplasma de barro caliente sobre el pecho por 20 minutos sin que se enfríe y enjuáguese con agua caliente.

Hacer masajes de ungüento en la espalda y pecho a base de eucalipto, luego debe abrigarse con poco papel blanco (pecho y espalda), chompa por una hora, luego sacarle el papel.

Tomar un par de tazas de café fuerte o cocoa en caso de la persona se encuentre ante un ataque inminente de asma sin tener a la mano un inhalador.

Comer cebollas asadas en ayunas y antes de dormir.

Mezclar 2 cucharadas de jugo de limón, 2 de jugo de cebolla y 1 de miel.  Luego, calentar a baño de maría.  Tomar este remedio dos veces al día.

Lavar, pelar y picar 2 rábanos y colocar en una licuadora junto con un vaso de jugo de limón.  Licuar por unos instantes y añadir, si desea, unas gotas de miel de abejas.  Tomar 1 cucharada de esta preparación cada hora y guardar el resto en la nevera.

Publicar un comentario