ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 9 de octubre de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Oristhor 16.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)

Los Reinos de Overlastar 2. Oristhor 16.





-Pero otra vez se ha demostrado que la unión hace la fuerza—comentaba Antarka—nos necesitamos unos a otros para combatir de nuevo esto.

Abajo todo había terminado. Se atendía a los herido y se empezaba a retirar a los muertos de uno y otro bando, a los cíclopes se les subía en grandes carretas y se llevarían a unos barrancos que luego se llenarían de tierra.

Por parte de los drakorcs, el nuevo aliado había caído, se había puesto muy cerca del alcance de uno de los guerreros y este lo había ensartado con su gran espada. El fan de las liebres se dirigía ya volando hacia la carreta en pos de su recompensa.

Al llegar vio la carreta destrozada y dos guerreros intentando acorralar al elfo cocinero.

-Mis liebres—se enfureció el drakorc—mi cocinero.

Se lanzó en picado hacia los guerreros sin pensar en el peligro y ahí murió, pinchado en un guerrero. Momento que aprovechó el cocinero para usar sus dotes como elfo, o sea, dotes de buen arquero y les soltó sendos dardos de salsa picante en los yelmos a los cíclopes. 

Luego todo fue cuestión de esperar se calmasen un poco, dar cualquiera de los resortes que abrían las armaduras y clavarles algo tan sencillo como un par de flechas o una espada en alguna zona vital.

Ciertamente Leviarel había tenido razón y se recordaría al drakorc en las historias elfas. Si vivían para contarlas.

Publicar un comentario