ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 7 de octubre de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Oristhor 14.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.


(EldanYdalmaden Libro Segundo)





Los Reinos de Overlastar 2. Oristhor 14.


No lo tuvieron fácil, se tropezaron con algunos guerreros pero Ardala, que se había sumado a ellos, se encargaba de repartir bien sus flechas. Luego, no se sabía cómo, la enana barbuda los iba rematando con su pico. 

Milagrosamente se había desprendido del pincho del guerrero que la tenía enganchada. Y bueno, la suerte de que en uno de los picotazos que dio en el yelmo del cíclope hubiese encontrado el tirador que abría la protección. Luego ya todo fue cosa de excavar en el gran ojo del energúmeno. Ahora ya sabía dónde estaba el resorte y con cuidado los iba abriendo y acabando con los guerreros.

Llegaron al salón del trono y se encontraron con una Reina en el suelo desmadejada y un elfo oscuro que no conocían sin la túnica. La verdad es que poco miedo podía dar con la ridícula arma que exhibía. Si la situación no hubiese sido tan tensa, hasta la misma Ardala, tan virginal, se hubiera partido de risa. Quizá la maldad atrofiaba algunos miembros.

Aprovechando la sorpresa, Sorofas lanzó un hechizo de fuego hacia ellos y Linkas tuvo que lanzar un escudo para cubrir a todos.

-No aguantarás mucho así, mago—reía Sorofas—tendrás que elegir en dejar de morir a alguno y bajar tu nivel de escudo o morir tú también con todos ellos. Y lanzó otro hechizo de rayos esta vez. Linkas notó debilitarse su fuerza pero aún nadie peligraba dentro de su escudo.

-Tú también te debilitas, quien quiera que seas—dijo linkas.

-En realidad me llamo como dije, Sorofas pero oculté mi forma haciéndome pasar por humano y sometiendo la voluntad del Rey. No me ha ido tan mal ¿verdad?

-Tus guerreros están siendo derrotados, si a eso lo llamas que te haya ido bien. De manera que los elfos oscuros siguen existiendo.

Publicar un comentario