ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

jueves, 4 de octubre de 2012

Paracaídas casero. Manualidad fácil, rápida y barata.

Opinión: 
Uffff, anda que no ha pasado tiempo desde que los chavales hacíamos estas cosas.

Recuerdo que, como no había dinero para permitirse uno prácticamente nada que costase eso mismo, dinero, pues improvisábamos juguetes, hasta las piedras nos valían, para qué escopetas si se podían cazar gorriones con tirachinas e incluso a fuerza de bícep cual David contra Goliat, eso es, con una onda o simplemente a brazo pelado, el método tradicional de coger la piedra y lanzarla a cualquier cosa móvil o inmóvil, total, el resultado iba a ser el mismo, inmóvil se iba a quedar con un poco de suerte y mala para lo que hiciese de diana.

Me dejo de rollos y sigo recordando esos tiempos, claro está.

Pues nada, os enseñaré el que se compra y compraba.

Se trata del famoso paracaidista.



Pues nada, se trata de un trozo de plástico redondo, un muñeco, si queremos poner una cabra o algo, también vale y por lo menos 8 trocitos de cuerda que, dependiendo del tamaño del plástico y del pasajero, cortaremos en trozos iguales a la longitud que veamos oportuna.

Ya tenemos todo, nos faltan ganas, las tendremos.

Por ejemplo, esto podría valer para nuestra amiga Tamara y sus chavales del cole. Rápido, sencillo y barato.

Cogemos el plástico y medimos más o menos la distancia donde pegaremos, ataremos cada trocito de cuerda, dije 8 pero pueden ser más, eso a vuestro gusto y luego, todos las puntas libres irán al muñeco, aunque sea al cuello y le hacéis un agujero en la parte más alta que podáis y que más o menos pueda equilibrar el peso para que caiga prácticamente lo más de pie posible en el primer impacto, no se quedará de pie, no seáis ilusos pero el efecto será bueno.

Y ya solo os queda plegar el plástico cogiendo el pico central de él y haciendo como un cono, se hace el doblez y y se rodea flojo eso con la cuerda hasta llegar al muñeco, luego se tira al aire ( hay que hacerlo en el exterior) y al caer, el peso del muñeco o lo que sea, dará el tirón suficiente para que la cuerda se desenrolle y el plástico se despliegue haciendo el bonito efecto paracaídas.

Y ya está, saludando y esperando que la profe lo haga y diga si lo lié mucho o si la prueba fue superada.


Publicar un comentario