ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Hagamos deporte. Tirón o rotura de Gemelos. 1

Opinión: 
Bueno, parece ser que soy propenso a esta rotura fibrilar o como se llame lo que me pasa en el gemelo de la pierna izquierda.

Hace meses me dio un tirón haciendo ejercicio y lo dejé correr. Parecía que no había pasado nada al otro día, no me dolía, incluso estuve caminando un poco por el pueblo sin notar nada.

Por la tarde, me fui de ruta, unos 18 km solemos hacer en esa que elegimos ese día y a menos de la mitad de camino, me empezó a doler el gemelo, tampoco le hice caso y seguí pero ya llegando a la mitad, se me notaba el cojeo y me preguntaron los amigos, uno de ellos ha jugado bastante al fútbol y me dio un poco de masaje pero nada, me seguía doliendo pero no me quedaba otra que regresar andando los restantes 9 km y bueno, la lié parda.

A los dos días o por ahí fui al médico y me dijo que era rotura fibrilar creo y que hielo , antiinflamatorios, pie en alto y reposo. Que con el tiempo se regeneraría y cicatrizaría y bueno, que si no, pues habría que mirar otras opciones.

Vale, tras un par de semanas con molestias de más a menos, todo pasó.



Hasta hace unos días, otra vez, tirón corriendo y habiendo calentado antes, pero esta vez paré y no me moví, me eché crema antiinflamatoria y reposo.

Tras este rollo, os cuento más o menos qué es una rotura o tirón de este tipo.



Cuando el músculo es sometido a un estiramiento exagerado o a un movimiento incorrecto y brusco, puede sufrir la distensión y/o ruptura de sus fibras, lo cual ocasiona dolor y dificultad para movilizar la zona afectada. Es una lesión frecuente pero no por eso menos importante, por lo que no debemos dejar pasar la presencia de un tirón mientras nos ejercitamos.

Las principales causas de esta lesión también llamada distensión muscular es la actividad física excesiva, la flexibilidad deficiente o el calentamiento inadecuado antes de realizar esfuerzos físicos. Como podemos ver, todas las causantes son evitables y no podemos dejar de considerarlas para prevenir el tirón muscular que puede ser más severo y llegar a desgarros graves de las fibras musculares.

Debido a que puede afectar los vasos sanguíneos de la zona, pueden aparecer hematomas e hinchazón, por lo que se recomienda colocar hielo en el músculo que ha sufrido el tirón y consultar con un médico especialista en lesiones para descartar una afección más severa.

El músculo debe descansar y reposar mientras permanezca el dolor y una vez que cede la molestia, puede reincorporarse a la actividad de forma progresiva.

Continuará...


Publicar un comentario