ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 1 de agosto de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Capturando alimañas 13.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Segundo)






Los Reinos de Overlastar 2. Capturando alimañas 13.


Por un lado había gente contenta con la estructuración de los grupos. Por ejemplo Dinarel, que se había hecho bastante amigo de Lisandra. Descontentos, Peteo y Fredic. Ardala y Ankhara iban en diferente grupo del que le gustaría a cada uno. Pero bueno, qué bonito es el amor en tiempos de paz. Ahora es casi tiempo de guerra y mejor dejarlo aparte para cuando uno pueda cortejar a una linda doncella a la luz de la luna sin que en esa apartada orilla se respire aroma de orco, por decir algo.

Una vez tramitados todos los preparativos cada grupo salió hacia su destino.

El grupo de Antarka tuvo un inicio de contienda bastante temprano pero no por causa de que los brutos los atacasen, estos estaban indecisos al no ver ningún elfo rubio entre los que venían cabalgando hacia ellos y también por que acababan de matar al drakorc que los dirigía y estaban en pleno festín. Los caballeros los detectaron y entraron en combate, no dejaron ningún monstruo a sus espaldas y siguieron su ruta sin despeinarse.

En el grupo que iba hacia Oristhor hubo algún problemilla más, aparte que ya habían divisado al elfo rubio los bichos que estaban apostados, estos se vieron reforzados y bastante por un gran grupo de monstruos que llegaban por la llamada de Phameas. Por lo menos eran 400 los engendros que se disponían a pelear contra el pequeño grupo montado.

Publicar un comentario