ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

domingo, 29 de julio de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Capturando alimañas 10.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Segundo)




Los Reinos de Overlastar 2. Capturando alimañas 10.


-Y pensar que esta sabrosa liebre podría ser tuya—comentó Alandur mirando de reojo al monstruo—solamente por hablar un poco.

-Nunca hablaré—dijo flojamente el drakorc, sin convicción.

-Pues nada, nos comeremos esta sabrosa liebre nosotros—saltó Antarka sacando un cuchillo de su cinturón y disponiéndose a sacarle una tajada.

Todos le imitaron y cortaron trocitos de liebre que paladearon felicitando al cocinero.

Esto era mucho más de lo que un drakorc podría aguantar dignamente y

-Contaré todo lo que sé. Dejad a la liebre en paz. Es mía. No cojáis ni un trozo más.

-Empieza contando qué queríais conseguir con la emboscada y quién os manda—dijo Linkas paladeando su trozo de liebre.


El drakorc contó rápidamente todo lo que sabía pero claro, a su manera. Como no sabía contar pues la cifra que dio no era fideligna. De los elfos oscuros solamente dijo que eran elfos vestidos de otra forma que ellos y que tenían a un elfo que cogieron saliendo de esta aldea hacía días. Uno con más carne de lo normal. Se había hecho muy amigo de Phameas. Este era el que los comandaba y había unos cientos más de elfos.
No conocían de nada al tal Phameas, lo único que sospechaban era que fuesen elfos oscuros, pero les despistó mucho que tuviesen el pelo blanco, no fue que el drakorc dijese ese color, solamente señaló el vestido que llevaba Leviarel y también les despistó el hecho que tuviesen los ojos como las ascuas de la hoguera. Raros elfos. Ni que decir tiene que lo de la Reina solamente lo sabían algunos elfos oscuros no todos. Era un secreto que Phameas esperaba exprimir más adelante. Un comodín.

Publicar un comentario