ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

sábado, 14 de julio de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Todos a una 3.

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Segundo)




Los Reinos de Overlastar 2. Todos a una 3.


-Ha cambiado bastante la situación desde la Guerra Oscura hasta ahora—decía Alandur—en primer lugar y supongo que pasará lo mismo con la aldea de los elfos voladores, quedamos muy pocos elfos y de enanos ya nos dirá mejor Antarka. Aparte de eso también decir que no tenemos ya dragones de ninguna especie, todos se fueron a su dimensión y nada se ha vuelto a saber de ellos. No quieren vivir con problemas que puedan interrumpir su eterno letargo. A favor podríamos tener, si ellos quieren colaborar, que los humanos son muchísimos más que antes y tienen caballeros y armas muy poderosas. Mal asunto es que casi siempre están inmersos en sus propios conflictos de unos contra otros. Si alguien fuese capaz de unirlos otro gallo cantaría.

-Están muy locos esos humanos—soltó de improviso Snargull y la prueba está a mi lado, se llevó un leve pescozón de Fredic.

-Tengo un plan pero tendríamos que capturar a algunos monstruos como los que encontrasteis de camino hacia aquí—comentó Leviarel--No será difícil sonsacar a esos animales sin voluntad propia ni cerebro.

-Cosa fácil, unos dardos del sueño profundo y ya son nuestros—pensaba más que decía el gnomo.

La mayoría pensaba que seguramente no todo fuese tan fácil como eso ni tampoco sabían exactamente para qué quería interrogar Leviarel a esos animales inmundos.

-Tenemos que prepararnos para lo peor así que armémonos bien, llenemos todo lo que podamos los almacenes, pongamos trampas alrededor del poblado y muchos vigías. Enviaremos también mensajeros a vuestra aldea para que se prevengan y preparen defensas así como para que estén preparados por si hay que atacar. También enviaremos a tu ciudad un par de emisarios Antarka, será mejor les des un salvoconducto con tu sello real no vaya a ser que tus compatriotas se porten mal con nuestros chicos—sonrió Alandur al Rey enano.

Publicar un comentario