ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

miércoles, 4 de julio de 2012

Relatos. Los Reinos de Overlastar 2. Renegado 1

Opinión: 

El malvado Kalaprius quiere imponer su dominio en el mundo acompañado por todos los seres malvados que existen y que él mismo pervierte con su poder oscuro. Un mundo en el que tanto los demonios y los habitantes perversos no pueden tener cabida, para evitar eso, las demás razas que quieren la paz, deben unirse para la guerra.
Un frenético choque entre el bien y el mal con personajes de lo más variopinto.




(EldanYdalmaden Libro Segundo)




Los Reinos de Overlastar 2. Renegado 1.


La buena noticia, si hay alguien que ha podido llegar hasta la parte donde nos habíamos quedado es que la novela sigue. Para los que no les guste posiblemente sea una mala noticia. Siento que hayan gastado su dinero en este trabajo pero no hay derecho a devolución aparte que me vendrá muy bien para darme un caprichito, un pequeño yate, un pequeño chalet en la moraleja. 

Algo pequeñito.

Venga, os dejo en paz y sigo pensando y escribiendo ahora que ha llegado mi musa, la chica del tiempo del canal sur.

RENEGADO


A todo esto ¿dónde se ha metido Nostil? Pues no muy lejos, demasiado cerca para la seguridad de todos.

El joven elfo caminaba a duras penas por el escarpado terreno pensando acerca de su decisión de abandonar a su gente y empezar su destino en solitario. De todas formas él siempre lo había sido. No le importaba esa ruptura y además opinaba que así tendría más libertad para practicar su estilo de magia. Linkas nunca le hubiera permitido tocar esos temas y ni siquiera sabía que había robado algunos libros prohibidos de los que confiscaron a los elfos oscuros. 

Le vendrían de perlas para sus obtusos proyectos.
Cavilando llegó al borde de uno de los arroyos que debería atravesar antes de llegar a las montañas. 

Una persona normal habría tenido que buscar para vadearlo o meterse en el agua que debía de estar muy fría en esta zona. Nostil no, solamente lanzó un hechizo de congelación y una gruesa capa de hielo cubrió la zona de agua que quería atravesar. 

El gran Nostil sonrió ufano. Ahora a patinar por el hielo. Se deslizaría suavemente sobre la capa y llegaría a la otra orilla sin el menor esfuezo. Tomó un pequeño impulso y empezó a deslizarse. Pero no se acordó de una cosa. Físicamente era muy patoso y perdió el equilibrio y llegar sí llegó a la otra orilla pero sin control y cayendo de espaldas contra una pequeña planta con pinchos. 

Gruñó por el impacto y pensó que menos mal que no lo había visto nadie. El gran Nostil no podía fallar en nada.

Publicar un comentario