ALGUNAS DE LAS IMÁGENES AQUÍ PUBLICADAS SON DE LA RED, SI ALGUIEN DESEA QUE LAS QUITE, LO HARÉ. GRACIAS

VÍDEOS INTERESANTES

martes, 19 de junio de 2012

Ateo de amor 2. Boda inesperada. 9

Opinión: 





CAPÍTULO 9

Konrad estaba cansado de conducir el pequeño Panda, era bastante incómodo y no tenía ganas de volver a Cangas del Narcea, no por él, sino por su compañía.


. -Tenemos que parar a echar gasolina-dijo.

. -No digas tonterías, si este coche gasta menos que un mechero, tenemos gasolina para ir y volver.

. -Debo estirar las piernas, este coche es muy p
equeño y las tengo dormidas-insistió él.

. -Eso ya es otra cosa. Pararemos en la próxima gasolinera y me invitarás a un helado-sonrió la pelirroja.


. -Con las prisas no me acordé de pasar por el banco a retirar fondos-se hizo él el despistado.

. -Está bien, ya te invito yo. Espero que no seas tan machote y no te dejes invitar por una mujer.


Konrad estaba empezando a pensar que tal como le iban las cosas, era 
mejor que una mujer le invitase a morirse de hambre. 


. -Nunca fui cerrado de miras, encanto. Si insistes en invitarme a algo, lo aceptaré gustoso. Pero no un helado, mejor un refresco, hace mucho calor y es raro por estas latitudes o por lo menos, eso noté el año pasado-Konrad recordó su llegada hacía ya un 
año a tierras asturianas y en esas fechas, tenía que ech
ar mano del paraguas y abrigo.

. -Sí, la verdad es que hace mucho calor y eso, las chicas del norte, no lo aguantamos tan bien. Deberé comprar crema de protección solar en la gasolinera, si hay o ya nos pararemos en alguna farmacia que veamos-la chica ahora se había puesto seria.

. -Ya, tu lindo cutis. Las arrugas del sol y eso...

. -Soy muy blanca, sí. ¿Algún problema?

. -No, no. Ninguno en absoluto.-dijo él, le encantó incomodarla.

Publicar un comentario